10 consejos para sacar provecho de un viaje de trabajo

Un viaje de trabajo puede ser una verdadera oportunidad para conocer un nuevo destino, empaparse de una nueva cultura e incluso, hacer contactos o amigos. No te pierdas nuestras recomendaciones para sacar todo el provecho posible de esta situación.

Consejos para aprovechar un viaje de trabajo

Cumplir con tus obligaciones no impide que también disfrutes de tu viaje de negocios. De hecho, si planificas bien tu tiempo, podrás hacer las dos cosas. Veamos juntos algunos consejos.

1. Investiga tu destino antes de viajar

Sin importar de cuánto tiempo dispongas durante tu viaje de trabajo, la principal clave para sacarle provecho es planificar. Sin planificación estarás a la deriva y, así como no puedes presentarte frente a un cliente sin saber de qué hablarás, no puedes llegar a una ciudad sin saber qué tiene para ofrecerte.

Aprovecha la era de internet para descubrir los principales puntos de interés del lugar que visitarás y utiliza los mapas online para calcular las distancias desde tu alojamiento y lugar de trabajo.

¿Otra recomendación? Toma nota de los horarios de apertura y cierre de cada sitio y la mejor manera de llegar.

2. Prepara tu horario

En la medida de lo posible, es recomendable organizar los horarios para determinar cuántas horas deberás dedicarle al trabajo, incluyendo reuniones con clientes y comidas o cenas de negocios. De esta manera, podrás estimar de cuánto tiempo libre dispondrás.

3. Realiza una lista de sitios que deseas conocer

Priorizar aquellos lugares que te gustaría ver sí o sí es fundamental. A veces los imprevistos laborales pueden acortar tu tiempo libre y tener una lista te permitirá decidir qué dejar de lado.

4. Escoge bien tu alojamiento

Si la organización lo permite, escoge un hotel que esté cerca de tu zona laboral y de los lugares que deseas visitar. De esta manera, ahorrarás en tiempo de desplazamiento.

5. Investiga la mejor manera de trasladarse

La manera más cómoda a veces no es la mejor opción. Por ejemplo, te recomendaríamos viajar en metro en vez de coger un taxi en la ciudad de Nueva York. Siempre investiga cómo conviene moverse en cada lugar: ahorrarás tiempo y dinero.

6. Viaja por la mañana temprano un día antes

Si te dan la posibilidad, viaja un día antes de tus encuentros laborales. Esto te permitirá recuperarte del viaje, sobre todo en caso de cambio horario, y conocer un poco de tu destino antes de meterte de lleno en el trabajo.

7. Confía en las opiniones de las personas locales

A la hora de comer, nadie podrá aconsejarte mejor que los locales. Puedes preguntar a tus colegas o a la gente de recepción de tu hotel. Muchas veces los mejores restaurantes se encuentran fuera de la zona más turística.

Lo mismo sucede con los horarios para visitar museos o monumentos. Los locales pueden contarte en qué momento del día te encontrarás con menos cantidad de gente e, incluso, pueden recomendarte algún lugar que no tenías en mente visitar.

8. Únete a los clubes de aerolíneas y hoteles

Acumular puntos es una buena manera de viajar. Aprovecha los viajes de negocios para sumar puntos y aprovéchalos, por ejemplo, para tus vacaciones.

9. Paga tus gastos personales ¡de tu bolsillo!

Habitualmente, las empresas habilitan una cuenta de gastos cuando uno realiza viajes de negocios. Sin embargo, no deberías abusar de su confianza. Evita problemas: si realizas gastos personales, ¡te corresponde a ti pagarlos!

10. Aprovecha las aplicaciones

En la actualidad, todas las aerolíneas ofrecen la posibilidad de realizar el check-in online. Aprovecha esta posibilidad y ahorra tiempo que puedes dedicar a conocer tu destino. 

¿Otro dato? Algunos hoteles están ofreciendo la posibilidad de realizar el check-in y el check-out online a través de sus apps. ¡Infórmate!

Disfruta de tu viaje de trabajo con nuestros sencillos consejos. Verás cómo te ayudarán a organizarte mejor y aprovechar hasta el último minuto para exprimir cada oportunidad turística