10 lugares que querrás visitar en Barcelona para disfrutarla al máximo

Barcelona, la capital cosmopolita de Cataluña, tiene mucho que ofrecer. Esta impresionante ciudad costera que hace alarde de su belleza y estilo de vida vibrante cuenta con verdes parques, arquitectura impresionante y una gran variedad de actividades culturales que la convierten en un destino muy atractivo.

Resulta complicado enumerar una lista de lugares imprescindibles, pues existe una infinidad de propuestas. Aun así, hemos seleccionado 10 lugares que no debes perderte si quieres visitar Barcelona en el futuro.

Catedral de Barcelona

Sobre el centro del Barrio Gótico se alza la catedral principal de Barcelona: la Catedral Basílica Metropolitana de Barcelona de la Santa Cruz y Santa Eulalia. Es un impresionante templo gótico cuya construcción comenzó a finales del siglo XIII, aunque no se terminó hasta mediados del siglo XV. Destaca el majestuoso retablo, parte de la Iglesia de San Severás, así como las 140 estatuas de santos.

Barrio Gótico

El barrio gótico, situado en la Ciutat Vella, es una de las zonas más impresionantes y antiguas de Barcelona. Todavía se encuentran restos de antiguos edificios romanos, pero la época mejor representada por los monumentos históricos es la Edad Media.

Pasear por este encantador laberinto de estrechas calles empedradas y callejones supone descubrir el mágico mundo medieval sin tráfico. Igual de destacables son sus pintorescas plazas, donde tomar un descanso.

Desde aquí se llega a la Plaça St. Jaume, que alberga los dos edificios más importantes de la administración catalana: el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalidad de Cataluña.

La Casa Batlló

Al pasar por el elegante Paseo de Gràcia nos encontramos con joyas modernistas entre las que destaca la Casa Batlló, creación de Gaudí. La mansión fue diseñada como residencia privada para el fabricante textil Josep Batlló i Casanovas.

Con sus formas libres y su fachada ornamental, este edificio de ensueño parece un castillo sacado de un cuento de hadas surrealista. Con detalles que se alejan completamente de cualquier precedente arquitectónico.

La Casa Milà (La Pedrera)

En el barrio del Eixample, junto al bulevar del Paseo de Gràcia, está la Casa Milà, uno de los edificios más famosos de Antoni Gaudí, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La Casa Milá, también conocida como La Pedrera, fue construida entre 1906 y 1912.

Los visitantes pueden subir a la terraza de la azotea para disfrutar de unas vistas sensacionales de la ciudad que se extienden hasta la Basílica de la Sagrada Familia en la lejanía. La Casa Milà alberga el centro cultural de la Fundació Catalunya que organiza diversos eventos.

La Sagrada Familia

Esta espectacular basílica es el lugar más famoso de Barcelona. La Sagrada Familia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, está situada en la parte norte de la ciudad. Domina su entorno con sus 18 torres que se elevan por encima de los demás monumentos.

Antoni Gaudí fue el encargado en 1883 de diseñar esta basílica como iglesia neogótica. Creó un ejemplo de su famosa y surrealista arquitectura Art Nouveau. No tenía ideas firmes en mente y modificó los planes a medida que avanzaba el trabajo. A día de hoy su construcción aún no ha terminado.

Paseo de las Ramblas

El corazón de la vida social de Barcelona se encuentra en La Rambla, una amplia avenida arbolada que divide el casco antiguo en dos partes. La Rambla se extiende desde la Plaça de Catalunya, donde se encuentra el convento románico de Santa Ana, del siglo XII, hasta el puerto. Esta amplia calle está rodeada de tiendas, restaurantes y cafeterías al aire libre, lo que la convierte en uno de los lugares de reunión más populares de la ciudad.

Mercado de La Boquería

Oscar Herrero Roig / Flickr.com

El mercado de La Boquería se ha convertido en una verdadera atracción turística. Se trata de un colorido lugar, ideal para comprar productos frescos.

Durante el día se pueden hacer las compras diarias en el mercado de La Boquería; y por la noche, dar un paseo por La Rambla para disfrutar del aire fresco y de un ambiente animado. Dependiendo del día, se podrá disfrutar de música en vivo, espectáculos de mimos u otras actuaciones callejeras improvisadas.

Puerto Olímpico

El Puerto Olímpico de Barcelona, situado frente a la Villa Olímpica, es uno de los principales centros de ocio de la ciudad. Fue construido con motivo de las Olimpiadas de 1992, pero congrega a miles de turistas que desean disfrutar de un agradable paseo, tanto de día como durante la noche. Esta zona está repleta de terrazas, restaurantes, pubs, discotecas y espacios comerciales.

La Barceloneta

La Barceloneta es uno de los barrios con más carisma de Barcelona. Se trata de un barrio de pescadores ubicado en el distrito de Port Vell. La playa de la Barceloneta, de normal, es una de las más concurridas, donde se suele encontrar gente tomando el sol o practicando surf.

Después, se reponen fuerzas en los numerosos restaurantes de mariscos y tapas frente al mar. Un largo paseo marítimo bordeado de palmeras que conecta la zona de la playa con puertos deportivos repletos de yates.

Montjuïc

La Montaña de Montjüic es una elevación importante que la convierte en un excelente mirador desde donde contemplar la capital. Desde el teleférico del puerto se tiene una buena vista de los puertos deportivos y de la zona portuaria. Este nos lleva hasta la cima de la colina de Montjuïc, donde visitar el castillo.

Aquí también se puede aprovechar para visitar el Poble Espanyol, que fue creado para la Exposición Universal de 1929. Montjuïc fue sede de los Juegos Olímpicos de 1992, y los turistas pueden visitar el estadio donde se celebraron las competiciones olímpicas.

Barcelona tiene muchos lugares para perderse, y estos son solo algunas de las paradas obligadas cuando puedas visitar la Ciudad Condal.