13 lugares que no puedes perderte en Valencia

Valencia, capital de la Comunidad Valenciana, es una ciudad portuaria donde conviven la historia y la modernidad. Edificios históricos se entremezclan con obras futuristas conformando un destino atrapante para sus visitantes.

Al pensar en este destino, lo primero que nos viene a la mente es la Ciudad de las Artes y las Ciencias, pero Valencia tiene muchos otros lugares que no puedes perderte cuando tengas ocasión de viajar a la ciudad. Descubre a continuación nuestra selección

1. Museo Fallero de Valencia, el hogar de los Ninots indultados

Cada primavera tiene lugar en Valencia la fiesta delas Fallas, cuyo broche de oro es la quema de enormes y caricaturescos muñecos de poliestireno.Solo uno de estos Ninots se salva del fuego para ser trasladado a su nuevo hogar: el Museo Fallero de Valencia. 

Este museo alberga cada Ninot Indultat (muñeco indultado) desde 1934, además de piezas de cera, fotografías y carteles que recogen la esencia de la celebración.

2. Playa de la Malvarossa

Sin duda, esta playa es uno de los lugares más visitados en Valencia, sobre todo en verano. Su arena dorada, que contrasta con el profundo azul del mar Mediterráneo, así como el paseo marítimo circundante, donde es posible degustar toda clase de manjares marinos, la convierten en una parada obligatoria.

3. El Museo de Bellas Artes

Los amantes de la pintura deben visitar este museo, uno de los más importantes de España. Allí encontrarán piezas de artistas como El Greco, Goya, Velázquez y Murillo.

4. Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí

La industria de la cerámica es una de las más famosas de Valencia. De hecho, la misma bien podría narrar la historia de la ciudad al haber sobrevivido a diferentes épocas y haber sido influenciada por diversas tendencias artísticas. Por este motivo, la visita al Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí puede ser una buena manera de sumergirse en la historia y en la vida valenciana.

Este museo se encuentra en la segunda planta del Palacio del Marqués de Dos Aguas, un maravilloso edificio presidido por la imagen de la Virgen, con balcones franceses y estucos grises y rosas que imitan el mármol. En su interior descubrirás una interesante colección de piezas de cerámica desde la antigüedad hasta el día de hoy.

5. Catedral de Valencia

La Iglesia Catedral-Basílica Metropolitana de la Asunción de Nuestra Señora de Valencia, conocida popularmente como La Seu, fue construida en estilo gótico valenciano.

Sin embargo, gracias a posteriores modificaciones, es posible apreciar también elementos del románico, del renacimiento, del gótico francés, del barroco y del neoclásico. En particular, destacan El Miguelete, la torre campanario y uno de los símbolos de la ciudad, y la Puerta de los Apóstoles con sus detalladas esculturas.

6. Palacios de Valencia

En el centro histórico es posible encontrar una serie de palacios que dejarán al turista con la boca abierta debido a su gran belleza: el Palau de la Generalitat, de estilo gótico tardío; el Palacio Municipal, de estilo gótico florido; y el Palacio de Cervelló, la antigua residencia oficial de los monarcas cuando estaban en la ciudad. 

El Palacio de los Catalá de Valeriola, el Palacio de Jáudenes, que destaca por su tradicional patio central, y el Palacio de Escrivá y Boil, con su puerta gótica, también merecen ser fotografiados. Por supuesto, estos son tan solo algunos de las decenas de palacios que pueblan la ciudad.

7. Puertas de la ciudad

Valencia fue una ciudad amurallada, primero por los romanos, luego por los musulmanes y finalmente por los cristianos. A lo largo de la muralla era posible apreciar cuatro grandes puertas de entrada a la ciudad, además de otras pequeñas.

Si bien con el paso del tiempo grandes partes de las murallas se vinieron abajo, aún es posible apreciar las Torres de Serranos y las Torres de Quart, las únicas puertas a la ciudad que a día de hoy siguen en pie.

8. Lonja de la Seda

Construido en el siglo XVI, este edificio de estilo gótico, cuyas gárgolas llaman la atención de todos los visitantes, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La Lonja de la Seda, o Lonja de los Mercaderes, está formada por el Salón de Contratación, el Torreón Central y el Consulado del Mar. La visita al edificio permite viajar en el tiempo e imaginar claramente cómo era la vida en Valencia en un pasado ya lejano.

9. Mercado Central de Valencia

No puedes dejar de recorrer el mercado de Valencia, uno de los más antiguos de Europa que aún está en funcionamiento. Allí encontrarás más de 1.200 puestos donde comprar frutas, especias, carnes, mariscos, embutidos y muchos productos más.

10. La Milla de Oro de Valencia

En pleno centro de la ciudad, entre el Palacio del Marqués de Dos Aguas, la Plaza del Patriarca, la Rinconada de Federico García Sanchiz y la calle Poeta Querol, se encuentra la llamada Milla de Oro de Valencia. Lujosas tiendas de moda se entremezclan con restaurantes, joyerías de renombre y galerías de arte. Una buena idea para quienes disfrutan descubriendo las últimas tendencias de la moda nacional e internacional.

11. La Ciudad de las Artes y las Ciencias

No podíamos dejar de incluir en nuestra lista el emblema de Valencia: la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Inaugurada en 1998 y ocupando una superficie de 350.000 metros cuadrados, parece verdaderamente una ciudad dentro de otra. 

A simple vista, conquista con sus líneas futuristas, de corte moderno y elegante que se reflejan sobre el agua. Este centro de difusión científica y cultural alberga, entre otras cosas: L’Umbracle, una terraza de inmensas dimensiones con una vista impresionante; el Paseo del Arte, hogar de asombrosas esculturas contemporáneas; o el Jardín de la Astronomía.

A lo anterior hay que sumarle el Palacio de las Artes Reina Sofía, una sala de ópera y artes escénicas con más de 55.000 metros cuadrados; el Hemisfèric, compuesto por un cine IMAX y un planetario; el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, donde se llevan a cabo toda clase de exhibiciones educativas; el Oceanográfico; y el Ágora, pensado para congresos, conciertos y convenciones.

12. El Oceanográfico

Si bien forma parte de La Ciudad de las Artes y las Ciencias, bien merece una mención aparte. Se trata, a día de hoy, del acuario más grande de Europa, ya que alberga alrededor de 500 especies de distintas partes del mundo, entre las que destacan los tiburones, medusas, leones marinos, delfines y pingüinos.

La visita a este acuario es un verdadero disfrute que te llevará a través del mar Mediterráneo, el Ártico, el mar Rojo y diversos humedales.

Si tienes tiempo, presupuesto y ganas de vivir una experiencia diferente, puedes comer en su restaurante submarino. ¿Te animas a la aventura?

13. El Bioparc

Si piensas visitar Valencia en familia, no puedes dejar de conocer el Bioparc, un zoológico especializado en fauna africana dividido en cuatro zonas que imitan el hábitat natural de los animales que viven allí: la sabana húmeda, la sabana seca, Madagascar y el bosque de África. Lémures, leopardos, monos, elefantes, jirafas, hipopótamos y leones son algunos de los animales que podrás ver en vivo y en directo.

Como ves, Valencia es una ciudad vibrante, repleta de oferta cultural y educativa para sus habitantes y visitantes.