4 inspiraciones para tus próximas vacaciones en Mallorca

Si estás planeando unas vacaciones en Mallorca, has de saber que la más grande de las Islas Baleares se encuentra repleta de rincones encantadores y paisajes de postal. Playa, montaña, tradición, cultura y gastronomía se unen para hacer de Mallorca un destino ideal.

En apenas 100 kilómetros de extensión puedes encontrar lugares tan singulares y actividades tan variadas que sentirás que el tiempo vuela. Por ello, te recomendamos que alquiles un coche y conozcas las cuatro inspiraciones que te presentamos a continuación.

Las vacaciones en Mallorca son sinónimo de playa

Sin duda, uno de los mayores atractivos turísticos de Mallorca son sus playas. Arena fina y dorada, aguas azules y limpias, la brisa marina y la naturaleza como escenario de fondo. ¿Existe un plan más atractivo?

La isla está repleta de playas y calas espectacularmente bellas, como Cala Formentor, de casi un kilómetro de extensión. Se encuentra rodeada por un denso pinar y enamora por su arena fina y blanca, así como por sus aguas turquesas y cristalinas.

Es Coll Baix, ubicada en la costa norte de Mallorca, no tiene nada que envidiar a la anterior. Su disfrute está reservado para los viajeros más aventureros, pues no se puede acceder en coche. No obstante, el espectacular paisaje de acantilados que rodea la playa hará que tu caminata merezca la pena.

Por su parte, Es Trenc es una preciosa playa natural de grandes dimensiones situada en un enclave protegido, por lo que no ha sido urbanizada. Su belleza, su ambiente y la multitud de servicios de los que dispone la convierten en una de las más visitadas de la isla.

Descubre la Sierra de Tramontana

Este espacio protegido, declarado Patrimonio Mundial en el año 2011, nos acerca a los orígenes, la tradición y la riqueza natural de Mallorca. Los 20 municipios que se disponen a lo largo de la sierra se encuentran entre los más bonitos de España y cuentan con un rico patrimonio cultural. Visita Deià, Sóller o Valldemossa y déjate atrapar por su encanto.

Por otro lado, si deseas disfrutar del magnífico paisaje de contrastes que este paraje natural ofrece, te recomendamos hacerlo en bicicleta o motocicleta. Pocos lugares en el mundo cuentan con un clima y una orografía tan apropiados para estas actividades.

Si lo prefieres, adéntrate en los numerosos caminos y senderos que recorren la sierra y disfruta de este privilegiado entorno montañoso mientras conectas con la naturaleza.

Fascínate con las cuevas en tus vacaciones en Mallorca

Algunos de los mayores tesoros de Mallorca se encuentran bajo tierra, a varios metros de profundidad. Y es que la isla cuenta con numerosas cuevas y simas originadas por diversos procesos geológicos.

Adéntrate en las sinuosas galerías y pasadizos, contempla las estalactitas, estalagmitas, cúpulas y demás estructuras naturales. Maravíllate con las particulares piscinas naturales y lagos subterráneos que las cuevas albergan. Descubre especies endémicas adaptadas a vivir en la oscuridad y disfruta de conciertos de música clásica en este inigualable entorno.

Las Cuevas del Drach, las Cuevas de Campanet o las Cuevas dels Hams son solo algunas de las maravillosas opciones que puedes encontrar.

Disfruta de la gastronomía típica en el casco antiguo

El centro histórico de Mallorca está compuesto por un entramado de antiguas y estrechas calles que albergan numerosos puntos de gran atractivo turístico y riqueza histórica y arquitectónica. Esto hace que caminar por Palma sea un placer para los sentidos.

Visita la gótica Iglesia de Santa Eulalia, los baños árabes, la muralla romana y el Palacio Real de La Almudaina. Y no olvides conocer la magnífica Catedral de Mallorca, una joya arquitectónica que no te dejará indiferente.

Por último, acércate a alguno de los mercados gastronómicos para probar y adquirir los productos típicos de la isla. El Mercado de l’Olivar o el de Santa Catalina son dos magníficos lugares para degustar los mejores pescados y mariscos y probar la tradicional sobrasada o las míticas ensaimadas de Mallorca.

Como puedes comprobar, la mayor de las Islas Baleares ofrece innumerables razones para ser el reconocido destino turístico que es hoy en día. Una isla llena de encanto, naturaleza, cultura y tradición, repleta de inspiradores rincones y sobrecogedores paisajes. Un lugar que, sin duda, desearás visitar.