6 razones para visitar Zúrich

Zúrich es mucho más que la capital financiera de Suiza. Aunque es famosa por su lujoso y extravagante estilo de vida, también está clasificada como una de las mejores ciudades del mundo para vivir.

La ciudad, a pesar de tener la reputación de ser más un centro de negocios que una ciudad turística, cuenta con una larga historia. Zúrich es también la ciudad más grande de Suiza y está muy bien situada. Se encuentra a los pies de los Alpes, junto al lago de Zúrich, y las aguas del río Limmat la atraviesan.

Tanto si viajas a Zúrich por motivos de negocios como si lo haces con tu familia, podrás comprobar que cuenta con muchos lugares de interés. La ciudad suiza está emergiendo ahora como uno de los destinos de moda en Europa.

Si todavía no tienes claro si vale la pena visitar esta ciudad, sigue leyendo. Aquí te damos 6 buenas razones.

Sus museos y galerías de arte

Zúrich cuenta con más de 50 museos y 100 galerías de arte. Sumérgete en su cultura e historia en el Museo Nacional de Zúrich, uno de los más visitados de toda Suiza. Aquí encontrarás importantes colecciones de arte que datan de la época prehistórica.

Si viajas en familia, puedes visitar cualquiera de los catorce museos pensados especialmente para niños. Los más pequeños se pasarán el día recorriendo las exposiciones sobre dinosaurios, cultura o ciencia moderna.

Su casco antiguo

El centro histórico es el corazón de la cultura de Zúrich y alberga una serie de edificios de especial interés arquitectónico, como las iglesias medievales y las casas que datan del reinado de Carlomagno.

Altstadt es posiblemente la zona que más llama la atención en Zúrich. Está dividida en dos partes, una a cada lado del río. Sus sinuosas calles adoquinadas están bordeadas de casas de la época medieval.

Aquí encontrarás cafeterías, restaurantes y tiendas, así como la mayor concentración de locales nocturnos de Suiza. En un recorrido por el casco antiguo es imposible no ver el campanario verde de la Iglesia de la Abadía de Fraumünster y la Iglesia de San Pedro, que tiene el reloj más grande de Europa.

Su ambiente de compras

La principal zona de interés, si quieres hacer algunas compras, es Bahnhofstrasse: una larga y famosa calle comercial con numerosas marcas de diseño, boutiques y miles de tiendas para explorar.

Asimismo, por toda la ciudad encontrarás muchas boutiques pequeñas, tiendas de antigüedades de segunda mano y mercados para poder llevarte un buen recuerdo de tu visita.

Su animada vida nocturna

En Zúrich hay cientos de bares y locales de música donde podrás divertirte hasta la madrugada. Niederdorf, en el casco antiguo de la ciudad, y el oeste de Zúrich, son dos de las principales zonas donde más ambiente nocturno hay en la ciudad.

El Lago de Zúrich

Este lago cristalino que cruza el centro de Zúrich concentra tanto a locales como a turistas. En los días soleados es un hervidero de actividad. La gente suele hacer pícnic a orillas del lago o pasear en canoas.

Además, muchos son los que aprovechan para darse un chapuzón cuando el tiempo acompaña. En los alrededores también hay cafeterías, bares y restaurantes donde podrás relajarte mientras disfrutas de unas fabulosas vistas del lago.

Su gastronomía

La mayoría de las veces, cuando la gente piensa en la comida de Suiza, le viene a la mente el chocolate suizo, pero hay mucho más. Zúrich tiene unos restaurantes magníficos donde se pueden probar platos tradicionales suizos como el rösti.

Investiga cuáles son los mejores platos de la ciudad antes de hacer las maletas. Además, no puedes irte sin probar los macarrones de la Confiserie Sprüngli, aclamados internacionalmente.

Estas son solo algunas de las razones por las que visitar Zúrich. Además, Suiza se extiende sobre las laderas norte y sur de los Alpes, por lo que también cuenta con un paisaje sorprendente para otro tipo de turismo. Sea como sea, este país te sorprenderá gratamente.