8 consejos para los que viajan con niños

Planificar las vacaciones con los más pequeños de la casa es algo que estresa a muchos padres. Por este motivo, queremos darte los mejores consejos para que cuando viajes con niños salgas airoso. Verás cómo es posible que cada miembro de la familia disfrute de la aventura sin estrés y con mínimas preocupaciones.

Consejos para viajar con niños

La primera vez que viajamos con nuestros hijos se nos agolpan mil preguntas en la cabeza: ¿aguantarán un vuelo o será mejor coger el coche? ¿Podremos visitar esa ciudad que tanto nos interesa o es mejor optar por pasar todas las vacaciones en la playa?

A continuación, te daremos algunas pautas para que puedas organizar unas vacaciones de ensueño para todos los miembros de la familia.

1. Lleva toda la documentación necesaria

Ya sea que decidas salir del país o no, te recomendamos tener siempre contigo el DNI o pasaporte de cada miembro de la familia y, en caso de que viaje solamente uno de los padres, un permiso del progenitor no presente.

Los menores de 14 años pueden volar dentro de España sin DNI, siempre que viajen con sus padres y lleven el Libro de Familia. Infórmate, si viajas fuera de la Unión Europea, si el país al que visitarás exige visado de entrada.

2. Escoge un viaje apto para toda la familia

Con esto no nos referimos a descartar la visita a una ciudad porque a los niños les pueda aburrir, sino a darle la vuelta al destino elegido para que sea interesante para todos. Todas las ciudades ofrecen actividades para niños, desde zoológicos hasta parques temáticos y museos infantiles. ¡Aprovéchalos!

El truco está en combinar una cosa que los mayores desean realizar con una que es divertida para los niños. ¡En la mezcla está el gusto!

3. Preparados para todo en el coche o el avión

No importa si decides volar, coger el coche o el tren, lo importante es que estés preparado para todas las posibles situaciones. Hay tres cosas que ponen a los niños de mal humor: el hambre, el sueño y el aburrimiento. Entonces, debes tratar de adelantarte a estas necesidades.

Lleva contigo alimentos para paliar el hambre, libros para colorear, plastilina, libros, puzles y cualquier otro juguete que pueda ayudarles a divertirse un rato. Por supuesto, no olvides su peluche preferido o su manta para dormir.

¿Una idea? Lleva siempre contigo una pequeña sorpresa. No tiene por qué ser algo grande, pero sí debe ser nuevo. De esta manera, cuando veas que tus hijos están llegando a su límite les podrás contar que tienes una sorpresa si se portan bien. Luego verás cómo se entretienen investigando su nuevo tesoro.

4. Prepara un botiquín

No querrás encontrarte en el avión con un niño que llora por fiebre… o en medio de un país desconocido sin saber cómo se llama el medicamento para la otitis. Lo mejor es llevar un pequeño botiquín para aquellas molestias habituales de los más pequeños.

Por supuesto, es importante que cuentes con algún seguro médico, ya sea la Tarjeta Sanitaria Europea de la Seguridad Social o un seguro específico de viaje.

5. Habla con tus hijos

Explícales a tus hijos qué va a suceder cada día, a dónde iréis, cuánto durará el paseo y cuándo realizaréis una actividad específica para ellos. Conocer cómo será el día a día ayuda a los niños a mantener el control en una situación que les es desconocida.

6. Olvídate de horarios

Uno de los grandes consejos para viajar con niños que podemos darte es: no cronometres tu día a día, deja espacio para la espontaneidad.

Los niños son espontáneos por naturaleza y les gusta explorar. Deja de lado el reloj y aprovecha las vacaciones para permitir que tus hijos descubran y se diviertan en un parque, por ejemplo.

7. Evita los trayectos largos

Si puedes, evita los trayectos largos ya sea en coche o andando. Los niños necesitan descansar regularmente, aunque sean paradas de menos de 10 minutos. Un vaso de agua, corretear en un parque o tomar un helado son buenas ideas para recobrar el aliento y las ganas de seguir adelante.

8. ¡Relájate!

Nada es tan grave como puede parecerte en un primer momento. ¿Tu hijo ha llorado en el avión? ¿Se ha negado a entrar al museo? ¿No ha comido bien? Son cosas solucionables que no deberían quitarte la alegría. Disfruta de cada día con tus hijos sin estresarte, piensa que si ellos te ven a ti feliz, también se sentirán más relajados.

¿Qué te han parecido nuestros consejos para viajar con niños? Anímate y ponlos a prueba en tus próximas vacaciones en familia.