Cala Xarraca, un bello rincón en Ibiza

Ibiza, enclavada en el Mediterráneo, es una de las islas más bellas del archipiélago balear, la segunda en población y la tercera en extensión. Cada año, numerosos turistas acuden a disfrutar de su animado ambiente nocturno, aguas cristalinas y calas de ensueño. Hoy conocemos Cala Xarraca, uno de los rincones más hermosos de la isla.

Con sus más de 200 kilómetros de costa y su fantástico clima, Ibiza es uno de los destinos preferidos de los amantes del mar y la naturaleza. Su paisaje escarpado y sus encantadoras playas son dos de sus mayores atractivos. Por ello, hoy te acercaremos a conocer un poco más este fantástico lugar.

Cala Xarraca: ¿qué nos ofrece?

Al norte de la isla, a solo cinco kilómetros de Sant Joan, en la carretera de Portinatx, se encuentra Cala Xarraca. Se trata de una hermosa bahía al pie de un pequeño acantilado. Con sus 100 metros de longitud y sus 15 metros de ancho, la cala se encuentra dividida en varios tramos.

El arenal

El primero de ellos se encuentra frente al restaurante y es el que permite el acceso a la playa. En este área es posible encontrar tumbonas, sombrillas e incluso algún patín de pedales. En verano suele estar frecuentado por familias que disfrutan allí de sus vacaciones.

Un rincón salvaje

Si te diriges hacia la izquierda llegarás a un rincón más oculto y salvaje de Cala Xarraca. Aquí es frecuente encontrar restos de posidonia marina que quedan acumulados en la orilla, ya que esta zona es inaccesible para los servicios de limpieza.

Esto hace que se trate de una zona menos concurrida, por lo que muchas personas aprovechan la intimidad que ofrece para hacer nudismo. También es posible aplicarse baños de barro a los que se les asigna propiedades curativas.

Buceo en Cala Xarraca

Frente a la cala encontramos un pequeño islote situado a poca distancia y accesible a nado. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las aguas de Cala Xarraca adquieren una gran profundidad a escasos metros de la orilla.

Dicha profundidad y la transparencia del agua hacen de este un lugar idóneo para practicar buceo. Disfruta descubriendo su interesante fondo marino y observando la fauna que habita en los alrededores del islote.

Los varaderos

A la derecha del arenal encontramos una de las zonas más bellas y menos conocidas de la costa ibicenca: los varaderos de Cala Xarraca. En esta zona no hay arena para descansar, por lo que hay que colocarse sobre el cemento, frente a las tradicionales casitas de pescadores.

Se trata de un enclave privilegiado para contemplar la riqueza de peces, pulpos o sepias que se encuentran entre las rocas de estas cristalinas aguas. Debido a su forma puntiaguda protege la zona de corrientes y olas marinas, y permite a los más osados disfrutar de la adrenalina, pues es común encontrar gente saltando al agua desde sus casi tres metros de altura.

Cala Xarraca, un lugar idílico en Ibiza

El acceso a esta encantadora cala no es del todo sencillo. Es necesario disponer de coche para llegar hasta allí y, en ocasiones, aparcar puede resultar complicado. Además, es importante acudir con calzado cómodo por lo rocoso del terreno.

Aun así, la experiencia te dejará fascinado. Disfrutarás del auténtico contacto con la naturaleza y de unas vistas magníficas; y puedes aprovechar para reponer fuerzas en el restaurante que se encuentra en la misma cala.

En sus instalaciones hay una terraza situada frente al mar y ofrece apetitosos platos de la gastronomía mediterránea. Podrás degustar un delicioso pescado a la plancha mientras disfrutas de este privilegiado enclave.

En definitiva, Cala Xarraca es un espacio idóneo para relajarse, desconectar y descubrir la fauna marina y los hermosos paisajes que rodean la bahía. Un ambiente mágico y acogedor que no te dejará indiferente. Sin duda, uno de los rincones más bellos y especiales de Ibiza.