Conoce el Museo de las Casas Reales en Santo Domingo

• por Elena Sanz

Santo Domingo es uno de los destinos caribeños preferidos por turistas de todo el mundo. Cada año, la capital de República Dominicana acoge a millones de visitantes que se acercan atraídos por su clima, sus playas y su cultura. Pero, además, esta ciudad histórica alberga monumentos de gran interés que vale la pena conocer. Entre ellos, se encuentra el Museo de las Casas Reales, del que hoy queremos hablarte.

Hacer una parada en este lugar es prácticamente imprescindible ya que, además de su gran interés histórico, se encuentra ubicado en plena Zona Colonial, a escasos metros de la plaza de España o plaza de la Hispanidad. Si quieres saber por qué es uno de los puntos más visitados y concurridos de la ciudad, te lo contamos a continuación.

El Museo de las Casas Reales en Santo Domingo

Conoce el Museo de las Casas Reales en Santo Domingo
Más allá de la señalización, encontrarás las Casas Reales por este toro que se ubica frente al edificio.

Este elegante edificio, ubicado en la calle de las Damas, se construyó en 1511 por orden del rey Fernando el Católico. Los Palacios Reales, como entonces se conocían, se erigieron con el fin de albergar la Real Audiencia, el primer Tribunal de Justicia del Nuevo Mundo. Desde aquí, se ejercía jurisdicción formalmente sobre las islas cercanas, incluyendo Cuba, Puerto Rico y Jamaica.

En realidad, se trata de dos edificios que se encuentran comunicados ente sí y que han tenido diferentes usos a lo largo del tiempo. En un inicio, uno de ellos acogía la Real Audiencia y Contaduría general, y el otro se utilizaba como residencia de los gobernadores y de los generales capitanes.

Siglos más tarde, en 1976, el conjunto fue declarado Museo de las Casas Reales y se ha convertido en uno de los museos históricos más importantes del continente.

Descubre: 5 monumentos imperdibles que visitar en Santo Domingo

Arquitectura

Al llegar al emplazamiento, descubrirás un imponente edificio que representa a la perfección la arquitectura de la época de la colonia. Fue construido en mampostería y piedras de gran calidad, y muestra un estilo gótico isabelino con plateresco renacentista.

Podrás apreciar que el primer edificio (el Palacio de los Gobernadores) presenta un estilo más sobrio, mientras en el segundo (el Palacio de la Real Audiencia) destacan los arcos de arcilla blanca y las ventanas góticas superiores.

Por otro lado, llaman la atención los vastos patios interiores del museo (de estilo andaluz y muy bien conservados) así como los cañones militares que se hallan junto a la entrada y dan muestra del marcado carácter militar del edificio. Además, si observas la fachada que da a la calle de Las Mercedes, podrás contemplar el único escudo que existe en el mundo de la Reina Juana I de Castilla.

No obstante, cabe mencionar que la arquitectura inicial del conjunto ha sufrido diversas modificaciones a lo largo del tiempo que han dado lugar al edificio que hoy observamos.

¿Qué ver en el Museo de las Casas Reales en Santo Domingo?

Conoce el Museo de las Casas Reales en Santo Domingo
Los patios andaluces son uno de sus principales encantos.

Sin duda, el Museo de las Casas Reales de Santo Domingo es uno de los más importantes del país y del continente, y una visita imprescindible para quien quiera adentrarse en el pasado histórico y en la cultura de República Dominicana.

El museo se divide en dos plantas y, en sus diferentes salas, alberga una exposición permanente que documenta y ensalza el valor de la historia de La Española desde 1492 hasta 1821. Así, el visitante recorrerá el pasado de la isla desde la colonización, pasando por la época de la esclavitud y finalizando con la independencia de España.

Quizá te interese: Bayahíbe, un trozo de paraíso en la República Dominicana

Entre los múltiples aspectos de interés que se repasan en el museo, destacan los siguientes:

  • El descubrimiento y la conquista de América.
  • Los múltiples viajes de Colón, con réplicas de sus naves y una serie de inventos que hicieron posible la navegación.
  • La piratería y el contrabando.
  • Una exposición de armas de la época adquiridas por el dictador Trujillo.
  • Armaduras y enseres (objetos, imágenes, escritos…) de la época colonial, algunos recuperados de galeones españoles hundidos.
  • Muebles de época y bellos tapices de gran calidad.
  • Una reproducción de una botica del siglo XIX.

En definitiva, el museo nos acerca a la historia, la cultura y el modo de vida en la isla durante la época colonial. Es, por tanto, una parada imprescindible en una visita a Santo Domingo, especialmente por su asequible precio y su gran interés histórico. Recuerda, también, que puedes recorrer el Museo de las Casas Reales acompañado de un guía que te irá indicando los aspectos más destacados.