Consejos para los que viajan a Venecia

Venecia, con su particular estructura y su riquísimo patrimonio monumental, es un gran reclamo para turistas de todo el mundo en cualquier época del año. Si planeas visitar esta ciudad del noreste italiano y quieres aprovechar al máximo la experiencia, presta atención a los siguientes consejos para viajar a Venecia.

¿Cuándo viajar a Venecia?

Venecia es un destino extremadamente turístico, por lo que la afluencia de visitantes es grande durante todo el año. Para evitar, en la medida de lo posible, la masificación, lo más recomendable es viajar en otoño o en primavera.

El verano es la época en la que se produce una mayor aglomeración de viajeros. Mientras, en invierno, las condiciones climáticas pueden impedirte disfrutar cómodamente de tu estancia en la ciudad. Cuando se produce la denominada acqua alta, una gran parte de la ciudad queda inundada y el tránsito se dificulta significativamente.

Pero, además de fines de semana, puentes y festivos, existen otros dos acontecimientos que debemos tener en cuenta por lo que suponen en cuanto al incremento de precios y a la escasez de alojamientos. Estos son el Carnaval de Venecia (en torno a febrero) y la Fiesta del Redentor (en julio).

La elección dependerá, finalmente, de tus preferencias personales. Si deseas contemplar cómo la ciudad se viste de gala y en sus calles se respira el ambiente festivo, estas celebraciones serán la ocasión idónea. No obstante, si prefieres conocer la Venecia monumental en un ambiente más cotidiano, trata de evitar estas fechas.

¿Cuánto tiempo requiere conocer Venecia?

Si únicamente dispones de un día para visitar Venecia, es necesario que planifiques con antelación los lugares imprescindibles que deseas visitar y las rutas para acceder a ellos. Sin embargo, siempre que te sea posible, trata de pasar al menos una noche en este destino.

Las estrechas callejuelas y los característicos canales adoptan una imagen totalmente diferente, y digna de contemplar, bajo la escasa e íntima iluminación nocturna.

Igualmente, si quieres realizar una excursión a alguna de las islas colindantes, será necesario ampliar tu estancia a, al menos, tres días. Venecia cuenta con una extraordinaria cantidad de monumentos y escenarios dignos de visitar, y es complicado llegar a apreciarlos adecuadamente en un solo viaje. Por ello, te recomendamos realizar una selección en función del tiempo del que dispongas.

¿Cómo moverse por Venecia?

El interior de la ciudad de Venecia es completamente peatonal. El único transporte disponible son las embarcaciones que navegan por los canales y que conectan las islas. Los vaporettos constituyen el transporte colectivo y son la opción más recomendable y económica para desplazarse.

No obstante, también existen los traghettos (especialmente indicados para cruzar el Gran Canal de una orilla a otra) y los taxis acuáticos. Estos últimos cuentan con un precio bastante elevado, por lo que únicamente resultan rentables para grupos grandes, ya que su capacidad es de hasta 10 personas.

Por último, no podemos dejar de nombrar las icónicas góndolas de Venecia. Estas embarcaciones largas y estrechas, propulsadas por un gondolero con un solo remo, son las protagonistas de la imagen más idílica y romántica de la ciudad.

Su función como medio de transporte es más bien limitada, siendo su papel principal el de atracción turística. Las tarifas son elevadas (algo menos si no te importa compartir el trayecto con otros viajeros), pero la agradable travesía puede constituir un recuerdo irrepetible.

¿Dónde alojarte si vas a viajar a Venecia?

A la hora de seleccionar un alojamiento, es importante asegurarse de que está cerca de una terminal de vaporettos. Especialmente si esta se encuentra en el recorrido del Gran Canal, lo que nos permitirá trazar diferentes rutas por los lugares más turísticos con facilidad.

La Plaza de San Marcos sería el enclave prioritario. No obstante, Venecia es una ciudad pequeña bastante accesible a pie, por lo que no hay ningún inconveniente en alejarse un poco de esta ubicación hacia distritos como Castello o Cannaregio.

Alojarse en el área de la Estación de Venecia Santa Lucía es una gran opción debido a su cercanía al Gran Canal. Sin embargo, si contamos con un presupuesto más limitado, Lido y Mestre son enclaves algo más alejados pero con buenas comunicaciones.

Con toda esta información, ya puedes comenzar a planificar tu viaje a este hermoso destino. ¡La ciudad de los canales te espera!