Descubre Valencia sin salir de casa

Para quienes poseen un alma viajera, el estar confinados en casa no es impedimento para seguir descubriendo lugares. Por ello, hoy te proponemos una escapada virtual a Valencia y te exponemos todo lo que debes saber para descubrir esta hermosa ciudad.

Conocida por sus playas, su arroz y su internacional fiesta de las fallas, Valencia es un destino con mucho que ofrecer. Pasea con nosotros por sus calles y deléitate con el pasado medieval de esta localidad española.

Comienza tu escapada virtual a Valencia recorriendo el centro histórico

¿Qué mejor forma de comenzar la aventura que descubriendo el rico patrimonio histórico y monumental de la capital valenciana? Emprendemos nuestra ruta virtual por el casco antiguo en las imponentes Torres de Serranos. Las que fueran las principales puertas de acceso a la ciudad constituyen hoy los últimos resquicios de la historia de Valencia como villa amurallada.

Antaño fueron empleadas como cárcel de nobles y actualmente constituyen el lugar de inauguración de las fallas. Estamos, pues, ante uno de los atractivos turísticos que no se pueden pasar por alto.

Continuamos nuestro recorrido hacia la Plaza de la Virgen, ubicación del antiguo foro romano. Los majestuosos edificios que la rodean dotan a este lugar de un encanto especial. Detengámonos en la basílica de Nuestra Señora de los Desamparados y en el palacio gótico de la Generalitat antes de seguir nuestro camino.

Nuestra siguiente parada: la Catedral de Santa María de Valencia. Esta edificación de estilo predominantemente gótico presenta también elementos barrocos, románicos y renacentistas debido a su extenso periodo de construcción.

Su torre campanario, conocida como «El Miguelete», se ha convertido en un símbolo de la ciudad. Se puede subir a la parte superior para disfrutar de unas maravillosas vistas panorámicas desde sus 70 metros de altura.

Cerramos nuestro recorrido virtual en una de las más importantes representaciones de la arquitectura gótica: la Lonja de la Seda. La riqueza arquitectónica de este edificio invita a explorar en detalle cada uno de los espacios que lo componen. Entre ellos, su majestuosa estancia principal: el Salón Columnario, con sus características columnas helicoidales.

¿Te gustan los museos?

Valencia alberga diversas colecciones de interés, como el Museo Nacional de Cerámica, ubicado en el impresionante palacio del Marqués de Dos Aguas. En él se puede conocer más de la tradición valenciana a través de numerosas piezas de mobiliario, pintura e indumentaria. Además, por supuesto, de su extensa colección de cerámicas y azulejos.

El Museo Fallero y el Museo de la Seda son otras interesantes opciones que nos acercan más a la historia y cultura de esta ciudad. En el primero se pueden observar los ninots indultados desde el año 1934, así como fotografías de las fallas más importantes. En el segundo se conoce cómo la seda llegó a Valencia y la importancia que esta industria adquirió para la ciudad durante más de tres siglos.

Gastronomía con vistas al mar

Valencia también destaca por su gastronomía. Para degustarla, una opción es acudir a la Malvarrosa. ¿Te imaginas algo mejor que disfrutar de una deliciosa paella valenciana frente al mar?

El agradable clima que presenta la ciudad permite gozar con facilidad de esta fabulosa playa urbana y del animado ambiente que, de normal, tiene su paseo marítimo. Recréate pensando que estás paseando por la amplia extensión de arena fina y dorada acompañado por la brisa del mediterráneo.

La Albufera: el broche perfecto para tu escapada virtual a Valencia

A solo 10 kilómetros de la capital nos encontramos con este paraje de naturaleza en estado puro. El Parque Natural de la Albufera es uno de los humedales costeros de mayor valor debido a su gran variedad de flora y fauna.

Esta gran laguna se encuentra rodeada de arrozales y separada del mar por un cordón de tierra. Hogar de varias especies en peligro de extinción, es un enclave privilegiado para la observación de aves. También se puede realizar un paseo en barca por sus canales.