La Gomera: un paraíso natural

Si bien La Gomera es una de las islas más pequeñas de Canarias (la tercera más pequeña para ser exactos), no por eso deja de ofrecer un sinfín de actividades a los turistas.

De hecho, aquí encontrarás ecosistemas únicos en el mundo y diferentes lugares que despertarán tu interés. ¿Sientes curiosidad? Continúa leyendo.

¿Qué ver y hacer en La Gomera?

La Gomera fue declarada Reserva de la Biosfera en el año 2011. Por tanto, es fácil imaginar que mucha de su oferta turística se relaciona con su flora y fauna natural. No estás equivocado.

Esta pequeña isla es un verdadero paraíso para los amantes de la botánica y de los animales, además de para quienes disfrutan practicando senderismo. Con sus más de 650 kilómetros de senderos, no tendrás tiempo de aburrirte.

Bosques, acantilados, manantiales, playas de arena clara y otras de arena negra… Las opciones son múltiples. ¿Quieres descubrirlas?

El norte de La Gomera

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es shutterstock_236762167.jpg

En la zona superior de la isla, se encuentran varios municipios, como Agulo, que alberga un embarcadero antiguo, el Mirador de Roque Blanco, la Iglesia de San Marcos y la Ermita de San Marcos. También ofrece unas vistas maravillosas de El Teide, el famoso volcán de Tenerife.

Acércate también a Vallehermoso y pasea por su casco histórico con sus edificios de construcción tradicional. ¡Te encantará!

Otra opción interesante es Hermigua. Descubre el estilo canario del siglo XVIII caminando por sus callejuelas, especialmente por el barrio Lomo San Pedro; y no te pierdas el Museo Etnográfico de La Gomera si deseas conocer las tradiciones de la región.

El centro de la isla

No puedes dejar de recorrer el Parque Nacional de Garajonay, en pleno centro de la isla. Se trata del principal punto de interés turístico de La Gomera.

Dentro del territorio, contemplarás bosques de laurisilva cuyo origen se remonta a hace millones de años. Por ello, está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Además, te esperan cientos de especies endémicas de flora y fauna. ¿Estás listo para intentar identificarlas? Te divertirás haciéndolo.

La Gomera: qué ver en el sur

¿Te animas a viajar al pasado? No necesitas el DeLorean sino, solamente, llegar hasta Alajeró, un pueblo con casas de piedra repartidas en medio de la vegetación y rodeadas por pastizales manchados por rebaños.

En el sureste de la isla, se alza la Ermita de San Sebastián, construida en el siglo XVI. Además, podrás subir a la fortaleza medieval Torre del Conde.

Una recomendación: no dejes de acudir a Playa de Santiago ni de conocer la Iglesia de El Salvador, dueña de un bonito Cristo del siglo XVI.

Si piensas viajar a las Islas Canarias, reserva unos días para visitar La Gomera. Su salvaje belleza natural te conquistará.