La ruta de los volcanes en La Palma: idea para tu próximo viaje

La ruta de los volcanes es un antiguo camino de campesinos y comerciantes, considerado hoy en día como una de las rutas de senderismo más espectaculares de La Palma. Durante el trayecto se puede disfrutar de los asombrosos paisajes volcánicos y los pinares canarios, además de poder ver las dos vertientes de la isla.

Esta ruta de senderismo se encuentra situada entre las regiones central y meridional de la isla de La Palma. El camino, acondicionado y señalizado, pasa por los municipios de El Paso, Mazo y Fuencaliente, dentro del Parque Natural Cumbre Vieja.

Además, si decides hacer esta ruta a principios de verano, el paisaje es aún más espectacular, pues el verde del pino canario se ve realzado por los tonos amarillos y marrones de oxidación de los terrenos volcánicos.

Toma nota de una de las rutas más populares de las Islas Canarias y no pierdas la oportunidad de vivir la experiencia en tu próximo viaje.

Algunos datos de interés

Este gran recorrido natural fue originalmente una importante vía de comunicación entre las regiones de la isla. La ruta transcurre por la mitad norte de la isla en dirección sur, y durante el trayecto se pueden disfrutar de unas vistas increíbles del Atlántico, de sus islas vecinas y del Teide, acompañado del Pico Viejo, los dos volcanes más altos de las Islas Canarias.

La ruta de La Palma sigue la cresta volcánica que divide el sur de la isla en dos lados, este y oeste. Se camina por encima de las nubes y se pueden contemplar las increíbles vistas de otras islas como Tenerife, La Gomera y El Hierro.

El itinerario tiene una longitud de unos 27 kilómetros y se eleva aproximadamente 1.207 metros. Su recorrido natural varía entre una altitud de 725 metros en Fuencaliente y un máximo de 1.932 metros en la cumbre.

El sendero atraviesa la zona principal de volcanes de la isla canaria, desde el Refugio del Pilar hasta Fuencaliente. Este camino discurre por senderos, pistas forestales y carreteras. Además, con un poco de suerte, se pueden ver especies autóctonas como la graja y el cernícalo.

Recuerda que si, en el futuro, tienes pensado realizarla es importante llevar ropa y calzado adecuados y protección solar, además de suficiente comida y agua para una caminata de cinco horas.

Inicio: Refugio El Pilar

Aunque la ruta se puede hacer en ambas direcciones, el camino desde El Pilar a Fuencaliente es un poco más fácil que al contrario. Por ello, partimos nuestra aventura desde el área recreativa de El Pilar.

Nos adentramos en un bosque de pinos hacia el suroeste. La zona está bien señalizada, con letreros que indican los diferentes senderos que se pueden tomar.

Poco a poco vamos notando como ganamos altura. Pero, a medida que el sendero sube, la vegetación es más pobre. Una vez nos situamos a los 1.800 metros solo podemos ver unos pocos pinos que desafían los fuertes vientos que se dan en esta altura.

Continuamos por el sendero que rodea el volcán Birigoyo siguiendo el GR 131, para seguir subiendo poco a poco hasta llegar a La Deseada. En esta zona, el sendero sigue las subidas y bajadas de la orografía originada por la cadena de volcanes por la que pasa.

Desde La Deseada hasta el Volcán Martín

Probablemente, el tramo del camino más espectacular es el que va desde La Deseada hasta el Volcán Martín. El paisaje y el asombroso relieve montañoso hacen de esta parte de la caminata uno de los lugares más singulares de las Islas Canarias.

Es un paisaje inconfundible que ofrece unas vistas privilegiadas de ambas vertientes de la isla. Sin embargo, también suele ser un tramo de fuertes vientos. Esta área está muy expuesta al sol también, así que hay llevar agua suficiente, sobre todo durante el verano.

El camino hacia Fuencaliente

Desde el volcán Martín hay dos caminos, uno que va a la izquierda y otro a la derecha. El de la derecha es el que va a Fuente del Tión que, en caso de que necesites llenar tu provisión de agua, es una buena oportunidad. Tiene una fácil conexión con el GR, marcado con marcas rojas y blancas.

De todos modos, si uno no se quiere desviar, el sendero de la izquierda es el que sigue el GR 131 y desciende 800 metros a través de un bosque de pinos hasta que termina en Fuencaliente. Aquí es posible conectar la ruta con la que atraviesa los volcanes del sur de La Palma, desde Teneguía hasta el faro de Fuencaliente.

Algo más adelante hay una magnífica panorámica del Faro de Fuencaliente y de las famosas Salinas Marinas de Fuencaliente. También se pueden disfrutar de las vistas a la Playa de Echentive o Playa Nueva.

Como ves, el Parque Natural Cumbre Vieja cuenta con parajes insólitos, de gran belleza volcánica. Si más adelante visitas la isla no dudes en recorrer una de las rutas más espectaculares de España.