Lanzarote: un destino único para tus vacaciones

Lanzarote es la cuarta isla más grande de Canarias, y fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1993 por su asombroso paisaje volcánico y espectaculares playas.

Constituye un destino único para pasar tus vacaciones, con un paisaje salvaje y árido que espera ser explorado. Podrás conocer sus pequeños pueblos, sus playas de arena dorada y disfrutar de la mejor gastronomía canaria.

Durante tu visita a Lanzarote también encontrarás el toque persistente y mágico del artista César Manrique. Y es que la isla no se puede entender sin sus obras. Algunas de ellas son los Jameos del Agua, el Mirador del Río o la Cueva de los Verdes.

Si además buscas un lugar donde disfrutar de unos paisajes únicos y unos días de relax, Lanzarote es la opción perfecta. Aquí enumeramos las principales atracciones que no te puedes perder.

Parque Nacional de Timanfaya

El Parque Nacional de Timanfaya es una de las visitas obligadas en Lanzarote. En él se puede disfrutar de un paisaje volcánico único que se formó en el siglo XVIII durante un período de actividad volcánica eruptiva.

Te maravillarás con los campos de lava, con los conos y salinas que se asemejan a la superficie de la luna. Durante tu visita también puedes comer en el restaurante El Diablo, donde la comida se cocina en parrillas calentadas por el volcán.

Costa Teguise

Situada en la costa este, Costa Teguise es una de las zonas turísticas más famosas de Lanzarote. Se encuentra a solo 15 minutos en coche del aeropuerto de Arrecife y es un buen punto desde el que explorar las principales atracciones turísticas y culturales de la isla, como la Fundación César Manrique o los pueblos de Arrieta y Haría.

Teguise, con sus calles tranquilas y empedradas y edificios históricos, también merece una visita. Si decides ir un domingo, encontrarás un mercado en el que adquirir piezas de la artesanía local.

Mirador del Río

El Mirador del Río es un lugar de increíble belleza que fue diseñado por el artista César Manrique. Está situado a 400 metros de altitud en el Risco de Famara, y fue construido siguiendo el estilo propio del arquitecto, en armonía con el entorno natural de la roca de lava.

Desde este punto se puede ver La Graciosa y si el día es claro se pueden apreciar las islas que forman el archipiélago Chinijo. Las vistas son impresionantes, pero recuerda llevar algo de abrigo, ya que el viento en Lanzarote puede ser fuerte.

Los Jameos del Agua

Los Jameos del Agua son unas cuevas de lava impresionantes situadas en el pueblo de Haría. Un jameo es un agujero en la tierra que se crea cuando el techo de un tubo volcánico se derrumba. Estos son parte de un tubo volcánico que se originó por la erupción del volcán de La Corona.

Esta maravilla natural fue adaptada por el artista César Manrique y se convirtió en un centro de arte, cultura y turismo. Se creó un espacio donde el hombre y la naturaleza se combinan con un efecto sorprendente.

Asimismo, cuenta con jardines, una cafetería, un lago natural que alberga cangrejos albinos y otras especies, y un auditorio donde se celebran algunos eventos.

Cueva de los Verdes

La Cueva de los Verdes está unida a los Jameos del Agua por un túnel de origen volcánico de más de un kilómetro de longitud. Son huecos volcánicos formados por la erupción del volcán de La Corona hace unos 4.000 años. Es parte del túnel de lava más largo del mundo.

Las cuevas las utilizaron los lugareños históricamente como escondite durante las invasiones de los piratas, pero ahora constituyen una de las visitas más impresionantes de Lanzarote. Su iluminación especial muestra las diferentes estructuras y los cambios de color naturales debidos al hierro y la sal.

Playa de Papagayo

La Playa de Papagayo está compuesta por una serie de pequeñas playas anidadas entre rocas de lava. Su arena fina bañada por el agua cristalina la convierten en una de las playas más destacadas de la isla. Es el lugar ideal para hacer esnórquel o pasear.

¿Buscas un destino único para pasar tus próximas vacaciones? En Lanzarote encontrarás un paisaje volcánico con una belleza natural inigualable. Estos son algunos de los lugares imprescindibles que no pueden faltar en tu lista.