Los patios de Palma: sumérgete en la experiencia

Si hay algo que caracteriza a la capital de la isla más grande del archipiélago balear, y que no puedes dejar de ver cuando puedas visitarla, son sus señoriales patios. Sin duda, una de las señas de identidad de Palma.

Conoce los patios de Palma

Palma está repleta de patios: con palmeras, con pozos, con magníficas escaleras… Realmente, merece la pena visitarlos y descubrir la historia de la isla a través de ellos.

Ca’n Vivot

Casas señoriales. Palma de Mallorca | Ca´n Vivot (Can Sureda… | Flickr
Fco. Javier García / Flickr.com

Ca’n Vivot tiene uno de los patios de Palma más emblemáticos y llamativos. Construido en el siglo XVII, es de estilo barroco con suelos empedrados, arcos, columnas y una escalera imperial. Por si fuera poco, bajo sus techos alberga diferentes carruajes antiguos. ¡Una visita imperdible!

Can Balaguer

En la actualidad, la antigua casa del Marqués de Reguer sirve de sede del Círculo de Bellas Artes de Palma de Mallorca. Pero, más allá de eso, el patio de la construcción sobresale por sus suelos de piedra y sus altísimas palmeras rodeadas de arcos bajos.

Casal Solleric

Este paso entre calles asombra por sus bellos arcos, columnas y empedrado, además de por constar de una escalera doble y unas rejas de forja. Se trata del patio de una casa del siglo XVII que en el pasado fue hogar del Marqués de Solleric. Hoy en día, este sitio se utiliza para exponer obras de artes visuales.

Can Bordils

La actual sede del Archivo Municipal de Palma cuenta con un sobrio patio de arcos bajos. Los mismos están apoyados en simples columnas de gran belleza que coronan un suelo de piedra.

Ca la Gran Cristiana

En el siglo XVII, el Conde de Ayamans reformó un edificio gótico donde, en la actualidad, se encuentra ubicado el Museo de Mallorca. Su patio es austero, con arcos amplios y escaleras sencillas.

L’Hospitalet

¿Sabías que en Palma hasta los hospitales tienen patio? El Hospital de Sant Pere i Sant Bernat deslumbra por su patio de columnas con capiteles jónicos y arcos rebajados. ¡Un verdadero viaje al siglo XVIII!

Patios de Palma que solo pueden verse

Lamentablemente, hay muchos patios que no pueden ser visitados aunque sí observados desde detrás de bonitas rejas.

Entre ellos, el de Can Ribera, con sus columnas de mármol rojo que sostienen arcos de medio punto; Can Juny, con sus paredes rojizas, su suelo empedrado y su brocal de pozo; y el patio señorial de pilares jónicos de Can Vanrell.

Tampoco podemos olvidarnos del de Can Catlar del Llorer, uno de los patios de Palma más antiguos; y el de Casa de La Criança, ubicado en medio de un edificio del siglo XVI con pilares octogonales.

¿Qué te parece esta ruta diferente por Palma? No lo dudes y visita la capital de Mallorca en tus próximas vacaciones. Te sorprenderá la enorme belleza de sus patios antiguos.