Menorca: una conexión con la naturaleza

Menorca tiene mucho que ofrecer. Aunque nos llamen la atención sus playas turquesas de arena blanca, la isla tiene otros tesoros escondidos. Solo tienes que profundizar un poco más para descubrir su lado más natural.

Son muchas las actividades que se pueden hacer en contacto con la naturaleza, desde excursiones a caballo y rutas en bicicleta a paseos en velero para disfrutar del entorno de la isla con otra perspectiva.

Prepárate para explorar lugares desconocidos en un entorno natural idílico, pues Menorca es una gran reserva natural, donde el hombre y la naturaleza conviven de forma armoniosa y responsable.

El Parque Natural de la Albufera des Grau

El Parque Natural de la Albufera des Grau abarca más de 5.000 hectáreas, y es el hogar de una gran variedad de animales y plantas. Menorca tiene el honor de haber sido declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1993, y el Parque Natural de la Albufera des Grau es el núcleo de la misma.

Esta zona protegida se encuentra en el noreste de la isla. En ella encontramos una laguna de 2 kilómetros de longitud, una larga carretera costera y numerosas fincas que son un reflejo del trabajo en el campo.

La mejor manera de explorar el parque es hacer una de las tres rutas que se ofrecen: la ruta azul, que pasa por la zona de la playa de Es Grau, el humedal y el bosque; la ruta verde, perfecta para observar aves acuáticas; y la ruta roja, que ofrece las mejores vistas panorámicas de la laguna.

Cap de Favàritx

Favaritx Menorca Isla - Foto gratis en Pixabay

Mención aparte requiere el Cap de Favàritx, ubicado en el parque que acabamos de ver. Es una punta rocosa formada por pizarra negra y flanqueada por bahías a ambos lados. La costa, con acantilados bajos de pizarra negra y gris, es una de las tierras más antiguas de las Baleares desde el punto de vista geológico.

El viaje hasta este estrecho cabo rocoso merece la pena. Por el camino, podrás disfrutar de las fabulosas vistas hasta llegar al Faro de Favàritx, del siglo XX.

La zona cercana al faro está azotada por los vientos, especialmente el viento del norte, y las olas rompen sobre la barrera costera formada por una playa de guijarros junto al faro. Al sur del cabo, hallarás playas de arena fina, accesibles a pie.

El Camí de Cavalls

Menorca es perfecta para los verdaderos amantes del senderismo, especialmente durante la primavera y el otoño, pues son muchos los caminos que permiten explorar la isla a pie. La ruta de senderismo más famosa es el Camí de Cavalls, un sendero de 185 kilómetros que recorre la isla.

Este antiguo camino fue creado en 1330 con fines militares. Más concretamente, para defender las fronteras de la isla y proteger las costas. En el año 2010 se acondicionó y hoy en día es una forma alternativa de contemplar los encantos naturales de Menorca.

A pie, a caballo o en bicicleta, este antiguo camino costero ofrece la posibilidad de entrar en contacto con la naturaleza, que es el principal atractivo de la isla. Además, es otra forma de disfrutar de la equitación.

Cova des Coloms

Menorca esconde multitud de cuevas, por lo que es imposible nombrarlas todas, pero la más famosa es la Cova des Coloms. Explorarla es un buen modo de conectar con la naturaleza.

Destaca, sobre todo, por su tamaño, pues es una de las más grandes de Menorca con sus 300 metros de longitud y 24 de altura. La cueva se encuentra en las cercanías de Es Migjorn Gran, entre el pueblo y la costa. Se cree que fue un santuario durante la época talayótica, por lo que muchos se refieren a ella como la Cueva de la Catedral.

Descubre la isla desde un velero

Si visitas Menorca no te puedes perder una excursión en velero. Menorca está repleta de playas vírgenes a las que se puede llegar caminando, pero hay otros lugares escondidos a los que solo tendrás acceso si lo haces por mar.

Podrás contratar un viaje en velero para explorar la Reserva Marina del Norte de Menorca. Además, en ocasiones ofrecen otras actividades, como hacer esnórquel con todo el equipo necesario.

¿A qué esperas? Atrévete a descubrir el lado más natural de Menorca y sumérgete de lleno en este entorno idílico.