Oporto y lo que esconden sus calles

De todas las ciudades de Portugal, la capital es, a menudo, la favorita de casi todos los turistas. Sin embargo, Oporto se está convirtiendo en el destino preferido de muchos. Si bien puede ser más pequeña que Lisboa, Oporto tiene un encanto especial que hará que te enamores.

Piérdete por sus calles antiguas y estrechas, o pasea junto al río para disfrutar de un atardecer espectacular desde el Puente Don Luis I.

Desde muchos puntos de Oporto podrás disfrutar de una vista extraordinaria del río Duero, atravesado por el emblemático puente de hierro que conecta Oporto con Vila Nova de Gaia.

Sin duda, Oporto no te dejará indiferente. Estas son algunas de las calles y barrios por los que deberías perderte si visitas la ciudad.

Barrio de la Ribeira

Quien se encuentre en Oporto tiene la obligación de visitar la Ribeira, pues es uno de los barrios históricos más espectaculares que jamás hayas visto. Este barrio antiguo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La zona está llena de sinuosas calles medievales y pequeños callejones empedrados. Es un barrio muy pintoresco que se encuentra en la orilla del río Duero y cuenta con numerosos cafés, restaurantes y bares en los que degustar los platos típicos de la zona.

No olvides pasar por el Puente Don Luis I, así como visitar el Muro dos Bacalhoeiros, la Casa do Infante, la Casa da Rua da Reboleira o la Iglesia de São Nicolau.

Barrio do Barredo

El Barrio do Barredo se encuentra entre la Catedral de Oporto (la Sé) y el río. Se caracteriza por sus calles estrechas y edificios antiguos que te harán sentir como si hubieses viajado en el tiempo. De importancia son las Escalas do Barredo o la Torre do Barredo.

Una buena idea es comenzar tu recorrido desde la catedral. Te encontrarás con el bar de vinos Arco das Verdades. Su nombre hace alusión al arco de un acueducto construido en el siglo XVII. Dicho acueducto servía para llevar el agua de Fontaínhas a las iglesias de Santa Clara y São Lourenço.

El Ascensor da Ribeira, también conocido como Elevador da Lada, ofrece unas vistas espectaculares de la Ribeira y el Puente Don Luis I. Una vez que llegues a las casas amarillas y a las estrechas calles de Barredo, perderse es parte de la diversión.

Miradouro da Vitória

Oporto tiene la suerte de contar con muchos miradores desde los que contemplar toda la belleza de la ciudad, y el Miradouro da Vitória puede que sea el más conocido de todos.

Se encuentra en una calle desde la que podremos contemplar el antiguo edificio del Mosteiro de São Bento da Vitória, la iglesia homónima y la fachada de azulejos de la Casa de la Rua San Miguel.

Desde aquí podrás disfrutar de algunas de las principales vistas de la ciudad: el Puente Don Luis I, la catedral y el Palacio Episcopal de Oporto, que sobresalen por encima del mosaico de tejados de terracota.

Desde la Torre de los Clérigos, o desde la terraza del Mosteiro da Serra do Pilar en Vila Nova de Gaia, se puede disfrutar de otras vistas de Oporto. Sin embargo, el único gratuito es el Miradouro da Vitória.

Rua Miguel Bombarda

La Rua Miguel Bombarda es una de las calles con más arte de Oporto. Se encuentra cerca del centro y es donde reside la mayor oferta cultural, artística y gastronómica de la ciudad. Pero no solo contemplarás arte en las numerosas galerías que se concentran aquí, pues la calle también destaca por sus murales de grafiti.

Con el tiempo empezaron a crearse proyectos interesantes en la Rua Miguel Bombarda y sus alrededores, tales como salones de té, tiendas de ropa alternativa, de discos, de productos biológicos, bares y hostales.

Rua Santa Catarina

La Rua Santa Catarina es una de las calles más populares de todo Oporto. Destaca por su estilo elegante y romántico. Aquí encontrarás multitud de tiendas que se distribuyen por todo el centro de la ciudad, aunque ya queda poco del comercio local.

En esta calle se encuentra la sala de té más llamativa de Oporto, el Café Majestic, de estilo modernista y uno de los más populares de todo el lugar. De esta zona también destaca la extraordinaria Capilla de las Almas, una pequeña iglesia con azulejos en la fachada que no pasa desapercibida.

Serra do Pilar

La Serra do Pilar es una colina escarpada sobre el río Duero en el lado de Vila Nova de Gaia. No hace falta decir que las vistas desde aquí son espectaculares, sobre todo al atardecer. El Monasterio da Serra do Pilar, que data del siglo XVII, es una visita imprescindible en esta zona.

Como ves, la mejor manera de visitar Oporto es perdiéndote en los callejones de sus barrios más antiguos. Es aquí donde descubrirás los secretos mejor guardados de la ciudad.