¿Por qué viajar a las Canarias es como descubrir un paraíso?

Todos sentimos un cariño especial por la tierra que nos vio nacer y a la que sentimos que pertenecemos. No obstante, los habitantes del archipiélago canario puede que estén más acertados que nadie al afirmar que viven en el paraíso. Y es que basta con viajar a las Islas Canarias para quedar prendado de su inigualable encanto y de la belleza de sus paisajes.

Si aún no crees que se trata de uno de los lugares más hermosos del planeta, permite que compartamos contigo los principales motivos que hacen de estas islas una joya turística, cultural y natural.

Viajar a Canarias es descubrir un paraíso

Clima

Las Islas Canarias cuentan con un fantástico clima subtropical y más de 300 días de sol al año. Las precipitaciones son escasas y las condiciones térmicas suaves, contando con una temperatura media anual que ronda los 20 ºC. Por este motivo, el clima de Canarias es considerado como uno de los más saludables que existen.

Las condiciones climáticas propias de las islas invitan a vivir al aire libre, disfrutar de los entornos naturales y a llevar una vida mucho más activa. Además, todo ello promueve la socialización y forja en los habitantes un carácter amable y abierto.

Gran Canaria es el punto de la Unión Europea con más días de cielo despejado y cuenta con el clima más amable del mundo, según una investigación de la Universidad de Siracusa.

Naturaleza

Canarias es un paraíso natural, con una biodiversidad de riqueza infinita. Cuenta con cuatro parques nacionales y 141 áreas protegidas. Pero, además, cada isla consta de unas características orográficas tan diferentes y singulares que te harán dudar de que sigues en el mismo archipiélago.

Desde espectaculares formaciones volcánicas o entornos desérticos hasta frondosos bosques de pinos o de laurisilva. Cumbres, acantilados, arenales, océano y vegetación conviven haciendo las delicias de todo el que se acerca a conocer Canarias.

Las islas albergan aproximadamente 3.600 especies endémicas de fauna y 546 especies de flora endémicas. Además, las aguas de Canarias se mantienen siempre en torno a los 20 ºC y cuentan con una transparencia ideal para sumergirse en las profundidades de su relieve volcánico, repleto de grutas y arrecifes.

Actividades al aire libre

Pero el buceo no es la única actividad que podrás realizar si viajas a las Islas Canarias. En realidad, existen múltiples opciones que se adaptan a todos los gustos.

Surca las olas bajo el empuje de los vientos firmes y constantes mientras practicas windsurf o kitesurf. Contempla delfines, tortugas e incluso ballenas mientras navegas por el Atlántico. Recorre en camello las Dunas de Maspalomas o piérdete caminando por los numerosos senderos de cada paraje natural.

Realiza barranquismo, recorre la playa a caballo o disfruta de las islas a vista de pájaro desde un parapente. Las formas de disfrutar y descubrir el archipiélago son infinitas, y la diversión y la naturaleza son tus compañeras de trayecto.

Viajar a las Islas Canarias y descubrir su cultura

El archipiélago recibió el influjo de diferentes culturas procedentes de los tres continentes que baña el Atlántico (América, Europa y África). Por ello, se desarrolló una identidad cultural muy rica y diversa.

La historia del pueblo canario se puede ver reflejada en la arquitectura de muchos de sus pueblos. Construcciones en las que se puede apreciar la evolución, y que conservan un marcado estilo colonial en muchos puntos.

Las islas están repletas de municipios llenos de magia, encanto y un valioso patrimonio cultural. Es el caso, por ejemplo, de La Orotava, en Tenerife, cuyo casco histórico ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico.

Y es que Canarias es mucho más que un destino vacacional de sol y playa. Si te tomas el tiempo de pasear por las empedradas calles de sus municipios, observar la coqueta arquitectura local y mezclarte con la alegría de sus gentes vivirás una experiencia única.

Playas y diversión

Por último, no podemos dejar de mencionar las impresionantes playas que hacen que viajar a Canarias sea como transportarse al paraíso. Desde playas salvajes y tranquilas a las que son más bulliciosas, animadas y turísticas. En estas islas todo viajero encontrará la opción que mejor se adapte a sus necesidades.

Disfruta del calor del sol y de las aguas cálidas y cristalinas, contempla un hermoso atardecer junto al mar y termina la jornada gozando de la diversión que los numerosos clubs, pubs y discotecas te ofrecen.