¿Qué ver en Formentera? Conoce estos 8 lugares imprescindibles

Formentera es la isla más pequeña del grupo de islas Pitiusas, de las que forma parte junto con Ibiza, que a su vez pertenecen a las islas Baleares. Se encuentra a tan solo media hora en ferry desde la costa sur de Ibiza. Con su pequeña población de unos 12.000 habitantes, Formentera es un destino obligado para cualquiera que pase un tiempo en Ibiza.

Una vez que desembarques en la isla, te cautivará su atmósfera extraordinaria con aguas turquesa, sus dunas y pinos. Aunque se trata de un destino tranquilo, ofrece a sus visitantes lugares inigualables que no te puedes perder.

Si te estás preguntando qué ver y hacer en Formentera, pues tienes pensado visitar el lugar en tus próximas vacaciones, aquí encontrarás 8 lugares imprescindibles que debes conocer.

Playa de Ses Illetes

Probablemente se trate de la playa más emblemática de Formentera. Dar un paseo por sus orillas o refrescarse en sus aguas son planes obligados para todo aquel que visite Formentera.

Está situada en el Parque Natural de Ses Salines, y forma la sección oeste de la pequeña península de Es Trucadors, una franja de tierra estrecha y baja, formada por un conjuntos de dunas. La impresionante Platja Illetes se asemeja a las paradisíacas playas del Caribe, con arena blanca y aguas turquesas trasparentes.

A poca distancia de la costa se encuentran los dos pequeños illetes Pouet y Rodona, que dan nombre a la playa. En temporada alta, recibe muchos turistas desde Ibiza.

Espalmador

Espalmador es una isla de dunas deshabitada y de baja altura, situada en la punta más septentrional de Formentera. Con una preciosa playa en forma de media luna de fina arena blanca, la Platja de S’Alga, bañada por un mar poco profundo.

Se puede llegar en barco desde el puerto de La Savina. Los turistas también suelen visitar un estanque natural de barro al norte de la playa, la Bassa de s’Espalmador. Aunque su uso está prohibido por tratarse de aguas estancadas.

Cala Saona

Es una playa pequeña, pero fabulosa que se encuentra en la costa oeste. En ella el agua brilla con un sorprendente tono azul turquesa. Aunque es muy popular, no está muy urbanizada, pero cuenta con un par de chiringuitos y un puesto de alquiler de kayaks.

Es una de las playas más tranquilas, por ello son muchos los visitantes que la eligen para disfrutar de una increíble puesta de sol al final del día.

Cap de Barbaria

En el sur de la isla, encontrarás el Cap de Barbaria. En esta zona tranquila y casi sin vegetación no hay restaurantes ni bares. Es un área virgen que puedes visitar a cualquier hora, aunque, sin duda, la mejor es al atardecer.

Para ver una puesta de sol impresionante y vistas de Es Vedrà, el faro de Cap de Barbaria en el suroeste es un punto obligado. Solo se puede acceder a pie, en bicicleta o en scooter por una estrecha carretera a través de un paisaje árido. Una vez allí, sentirás una verdadera sensación de paz.

Faro de La Mola

En el sur de la isla se encuentra el Faro de La Mola, situado en un acantilado a más de 120 metros sobre el mar. Hasta aquí se puede llegar a través de un camino rural por el que parece que estuviéramos retrocediendo en el tiempo.

Una vez allí, podrás disfrutar de unas vistas impresionantes desde la cima del acantilado, donde se mezclan los colores del atardecer con los del mar.

Playa de Migjorn

Alex (etc) / Flickr.com

Nos encontramos en la playa más larga de Formentera. Una franja de arena dorada en la vertiente sur de la isla de Formentera, con aguas turquesas y un total de 6 kilómetros de costa ininterrumpida.

Al ser una playa tan amplia, no encontrarás tanta concentración de bañistas como en otras zonas de la isla. La playa se siente como un refugio de tranquilidad. No obstante, dispone de diversos servicios y restaurantes donde comer pescado.

Iglesia de Sant François Xavier

A lo largo de su historia, esta iglesia ha servido como castillo y fortaleza, pero siempre como lugar de culto. Hasta el siglo XIX se podían ver cañones en el tejado de la iglesia para proteger la isla de los piratas en el Mediterráneo. Hoy en día, los visitantes que viajan a Formentera pueden explorar su fantástica arquitectura y tranquilo entorno.

Mercados artesanales

Un viaje a Formentera no está completo sin una visita a sus mercados artesanales, donde encontrarás algunas piezas muy originales de joyería, cerámica, ropa y arte. El mayor de ellos es el de La Mola, donde también podrás disfrutar de música en directo, sobre todo en las noches de verano.

El mercado nocturno artesanal de San Fernando se ha convertido en un punto de encuentro para pintores y artistas de la isla, y es un lugar importante donde exponen sus propias obras de arte. Ocasionalmente se realizan actividades para niños y los sábados también hay música en vivo.

El mercado artesanal matutino de San Francisco tiene una gran variedad de productos, por lo que todo el mundo tiene la garantía de encontrar algo que le llame la atención.

Si, más adelante, quieres pasar unos días inolvidables, no dudes en visitar Formentera. La isla tiene todo lo que necesitas para dejar a un lado la rutina y disfrutar de la tranquilidad de estas tierras.