Santo Domingo desde Punta Cana: ¡disfruta de la experiencia!

Si tienes pensado viajar a Punta Cana en el futuro, no puedes dejar de darte una vuelta por Santo Domingo, una ciudad colonial que te sorprenderá.

El Caribe es mucho más que playas de ensueño y un mar pintado de turquesa, aprovecha para conocer su rica historia y perderte por sus parques naturales. Hoy te presentamos un tour desde Punta Cana hasta la maravillosa ciudad de Santo Domingo.

Visita a Santo Domingo

Desde Punta Cana es posible coger un tour de un día a Santo Domingo. El bus irá por el Boulevard Punta Cana en dirección Higuey o la ruta costera. Esta segunda opción es más pintoresca, pero también más larga. Si la idea es pasar el día en Santo Domingo, recomendamos la primera opción.

Parque Nacional Los Tres Ojos

A tan solo 8 kilómetros de Santo Domingo, se encuentra el famoso Parque Nacional de los Tres Ojos, un maravilloso enclave natural donde podrás descubrir cavernas utilizadas en el pasado como refugio.

Estas cavernas se enlazan las unas con las otras. De hecho, su nombre proviene de la unión de tres lagunas de agua dulce, de un profundo color azul y una llamativa forma oval, cuyos nombres son Lago Azufre, Lago de las Damas y Lago La Nevera.

¿Nuestra recomendación? Coge la barcaza y navega por la cuarta laguna (Lago Los Zaramagullones), a la cual solamente es posible acceder de esa manera. La misma se encuentra fuera de las cuevas, totalmente al aire libre, por lo que no recibe la denominación de ojo. Te sorprenderán las formaciones rocosas y la abundante vegetación que la rodea.

La Catedral de Santo Domingo

Una vez en la ciudad, te aconsejamos comenzar tu recorrido por el centro histórico, es decir, la zona colonial que guarda el conjunto monumental que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por Unesco.

La primera parada es, inevitablemente, la preciosa Catedral Primada de América. Construida en 1504, es la más antigua del continente americano. Destaca por su estilo gótico y el uso de piedra calcárea. Dentro, guarda un enorme tesoro de retablos, cuadros, ebanistería antigua y lápidas funerarias que merece la pena observar.

¿Una curiosidad? Esta catedral custodió los restos de Cristóbal Colón antes de ser trasladados a la Catedral de La Habana y finalmente, a la de Sevilla.

Panteón de la Patria

Este mausoleo de fachada neoclásica data del siglo XVIII y protege los restos de destacadas personalidades dominicanas, como los de Gregorio Luperón, Salomé Ureña, Concepción Bona, Emilio Prud’Homme y María Trinidad Sánchez.

Recomendamos prestar especial atención al mural del techo que representa la ascensión al cielo y el Juicio Final. Una maravilla.

El Alcázar de Colón

zug55 / Flickr.com

Este palacio que combina los estilos gótico y renacentista fue la casa del hijo de Cristóbal Colón, Diego Colón, y su familia en el siglo XVI. Ubicado sobre la Plaza España y el Río Ozama, el primer palacio fortificado de la época hispánica actualmente funciona como museo. No dejes de visitarlo si te interesa descubrir armas, muebles y obras de arte de época.

También sobre la Plaza España podrás visitar el Museo de las Casas Reales y ver con tus propios ojos cómo eran las estancias donde se alojaban los antiguos gobernadores.

Calle Las Damas

Si te interesa la arquitectura, no puedes dejar de caminar por la Calle Las Damas, llamada así en honor a los paseos que María de Toledo y sus damas de compañía daban por allí. A lo largo de ella verás toda clase de edificios coloniales que van desde hoteles de lujo hasta museos y embajadas.

Destaca entre ellos la Casa de Hernán Cortez, un edificio sencillo en cuyo interior funciona la embajada de Francia. De hecho, puedes averiguar si durante tu visita se desarrolla alguna exhibición o actividad cultural.

Sobre esta calle también encontrarás la Casa de Nicolás de Ovando, convertida actualmente en un lujoso hotel 5 estrellas con restaurante a la carta especializado en gastronomía dominicana.

Reloj del Sol

Ubicado frente al Museo de las Casas Reales, se alza aún orgulloso el reloj del sol, una columna de piedra que permitía a los antiguos oficiales saber la hora en cualquier momento del día.

Fortaleza de Ozama

zug55 / Flickr.com

Declarado Patrimonio de la Humanidad, este fuerte es el más antiguo construido por los europeos en toda América y, sin duda, uno de los principales monumentos de Santo Domingo.

La construcción recuerda a un castillo, motivo por el cual gustará a adultos y a niños por igual. Su construcción tenía como objetivo proteger la ciudad de los ataques de los conquistadores y los piratas.

Puedes visitar su interior, incluso las mazmorras donde eran detenidos los prisioneros, incluyendo al propio Cristóbal Colón.

La Plaza de la Cultura

Lejos de tratarse de una simple plaza, es uno de los centros culturales más famosos de la ciudad, ya que alberga el Teatro Nacional Eduardo Brito, el Museo Nacional de Historia, el Museo del Hombre Dominicano, el Museo de Arte Moderno y la Biblioteca Nacional, entre otros emblemas dominicanos.

Palacio Nacional

La residencia oficial del presidente de República Dominicana tiene tres niveles donde se encuentran los despachos del presidente, el vicepresidente y diversos funcionarios, los salones de recepciones y, por supuesto, el alojamiento oficial del mandatario.

Faro a Colón

Ubicado en un extremo de Santo Domingo, este faro es un monumento a la memoria de Cristóbal Colón. Algunos historiadores dominicanos sostienen que los restos del navegante descansan en este lugar, sin embargo, la versión oficial indicaría que se encuentran en la Catedral de Sevilla.

¿Qué te parece nuestra propuesta para visitar Santo Domingo desde Punta Cana? No dejes pasar la ocasión cuando todo vuelva a la normalidad y déjate sorprender por esta maravillosa ciudad colonial.