Sumérgete en la cultura cubana

La cultura de Cuba es diversa y mestiza. A lo largo de la historia, ha sido influenciada de muchas maneras, lo que ha dado lugar a una nueva identidad nacional, un sello propio que la hace aún más cautivadora.

Cuba no es solo un país en el que la naturaleza ofrece playas interminables donde poder relajarse, sino que también es un lugar acogedor a pesar de las dificultades económicas de los últimos años.

Las ciudades coloniales con catedrales y plazas empedradas son retazos de su historia viva. Su música y bailes, los coches clásicos que nos transportan a otra época o los museos dedicados a la época precolombina y revolucionaria son algunos ejemplos de lo que encontramos en el país.

Si planeas un viaje a Cuba, nada mejor que sumergirte de lleno en su cultura para disfrutar al máximo de la experiencia.

Fusión de culturas

Cuba es su pueblo, sus tradiciones y su cultura. El resultado de grandes mestizajes, unos más arraigados que otros, pero que determinan su idiosincrasia.

Desde las históricas plazas de Holguín hasta el núcleo colonial de La Habana, el pasado de Cuba está tan vivo como su gente. La Habana Vieja es un museo viviente que cuenta con la mejor colección de edificios coloniales españoles de toda América.

Sus calles empedradas y plazas rodeadas de antiguos palacios de la nobleza son algunos de los rasgos característicos de esta estampa. Por ello, cada vez más turistas se sienten atraídos por conocer su historia impregnada de influencias haitianas y jamaiquinas.

El ritmo cubano

La música y el baile forman el trasfondo vibrante de la vida cubana. Las calles de La Habana rebosan ritmos afrocaribeños. La ciudad también alberga cientos de locales en los que se baila salsa o en los que deleitarse con el mejor jazz afrocubano.

Santiago de Cuba, fundada en 1514, es la segunda ciudad más grande del país y la capital de la provincia de Santiago de Cuba. Se dice que el son, el sonido por excelencia de Cuba, nació aquí. Este se puede experimentar en la Casa de la Trova.

Playas y naturaleza

Cuba se enorgullece de sus magníficas playas, y no es para menos. La mayoría están dispersas a lo largo de la costa norte, al este de La Habana, en el balneario de Varadero, en la provincia de Matanzas, en Cayo Largo, en los Jardines del Rey y en Holguín.

Para los más aventureros y amantes de las actividades al aire libre, Cuba ofrece un verdadero paraíso. Por ejemplo, en la provincia de Artemisa, se encuentra la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario.

Asimismo, la isla de la Juventud es uno de los lugares más pintorescos del Caribe. Alberga algunos de los mejores lugares para el buceo, como Cayo Largo, una joya con estupendas playas que merecen la pena visitar.

Los almendrones

Los automóviles estadounidenses de la década de 1950, que reciben el nombre de almendrones, son parte de la vida diaria y del encanto de Cuba. La mayoría de ellos se usan como taxis para los turistas.

Pero, ¿por qué Cuba tiene tantos coches antiguos?Hasta 1959, estos se importaban desde los Estados Unidos. Con la Revolución cubana se produjo un drástico giro y los antiguos socios comerciales se convirtieron en enemigos, por lo que el mercado americano se cerró para el país caribeño.

No obstante, Cuba es una delicia visual, y a cualquiera que le guste conducir disfrutará la oportunidad de recorrer sus paisajes en un automóvil clásico alquilado. Eso sí, hay que tener en cuenta, cuando se viaja por carretera en Cuba, que el laberinto entrecruzado de caminos rurales puede suponer todo un reto.

Los puros cubanos

Los puros cubanos son conocidos en todo el mundo por su calidad y considerados productos de prestigio. Como curiosidad, en las fábricas en las que se elaboran existe la figura del lector, una persona encargada de entretener a sus compañeros mientras trabajan.

Esta tradición se remonta a la segunda mitad del siglo XIX y se originó en un intento de mitigar las largas horas que en un principio trabajaban los esclavos. Tras la abolición de la esclavitud, los trabajadores se turnaban en la lectura de periódicos o libros y recibían de sus colegas una compensación por el tiempo perdido.

La cultura cubana ha demostrado ser resistente a pesar del paso del tiempo o de los nuevos avances tecnológicos. Empápate de todo su encanto durante tu visita.