Un crucero por el Nilo: disfruta de la experiencia

Dicen que nadie conoce Egipto hasta que no hace un crucero por el Nilo. Esta travesía no solo te permite navegar por uno de los ríos más legendarios del mundo, sino que también te acerca a varios de los atractivos más interesantes y milenarios del planeta.

Uno de los planes más habituales de quienes visitan el mundo de los faraones es, precisamente, hacer un crucero por el Nilo. Se trata de un viaje vibrante que te permite ver amaneceres y atardeceres de otro mundo, con parte de la historia de la humanidad como telón de fondo.

Para disfrutar al máximo de un crucero por el Nilo, lo mejor, como siempre, es informarse antes de emprender el recorrido. Vas a tener numerosas ofertas para hacer esa travesía y tienes que asegurarte de elegir la mejor opción. Estos son algunos consejos para que disfrutes al máximo de la experiencia.

El mejor itinerario de un crucero por el Nilo

Hay alrededor de 200 barcos que ofrecen un crucero por el Nilo y casi todos ellos hacen el mismo recorrido: van de Lúxor a Asuán, o viceversa. Sin embargo, solo algunos ofrecen la excursión a Abu Simbel desde Asuán y no hacerla resulta imperdonable. Así que el primer consejo es asegurarte de que tu crucero sí incluya ese recorrido.

Ahora bien, los cruceros tienen recorridos que duran desde uno hasta siete días. Los primeros son ideales para quienes tengan muy poco tiempo. Los de una semana completa hacen un circuito de ida y vuelta, lo que puede ser muy conveniente por comodidad.

Lo más común es que los viajeros inicien el crucero en Lúxor, ya que esta ciudad está muy bien comunicada con El Cairo, por lo que es mucho más fácil llegar al punto de partida. De todos modos, como siempre, todo depende de los planes que tengas.

Los atractivos más llamativos

Un crucero por el Nilo va a permitirte apreciar varias joyas de la cultura egipcia. Mencionemos lo más llamativo que puedes encontrar durante el recorrido:

  • Lúxor. Esta ciudad es la antigua y legendaria Tebas y allí hay lugares de ensueño. Está el famoso Templo de Lúxor, además del Valle de los Reyes, el Templo de Karnak, el Templo Funerario de Hatshepsut y los Colosos de Memnón. Cada uno de esos sitios representa una experiencia maravillosa.
  • Edfu. El principal atractivo de este lugar es el Tempo de Edfu, el segundo más grande de Egipto y uno de los mejor conservados. Está dedicado al dios halcón Horus y da la posibilidad de hacer visitas nocturnas.
  • Kom Ombo. Allí sobresale el Templo de Kom Ombo, que tiene un diseño único, ya que básicamente todo está hecho por duplicado en honor a los dioses Sobek y Haroeris.
  • Asuán. Alberga dos lugares que merece la pena visitar. Uno es el Templo de Philae, al que se le conoce como la Perla del Nilo por su belleza. El otro es Abu Simbel, que está en la ribera occidental del lago Nasser y es un complejo arqueológico. Ambos están declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

¿Cómo elegir el crucero?

Un punto importante es la elección del crucero. Sobre este punto hay que decir que los barcos tienen diferentes categorías, las cuales se indican por número de estrellas, como ocurre con los hoteles. Si quieres tener un viaje lo más agradable posible, definitivamente tienes que elegir un crucero de cinco estrellas.

Estos, a su vez, tienen tres categorías: estándar, lujo y súper lujo. Un estándar cumple con lo básico y resulta perfecto si quieres cuidar tu presupuesto. Te recomendamos que lo adquieras en alguna de nuestras agencias.

También te aconsejamos que elijas un crucero por el Nilo que incluya la visita completa a Abu Simbel. Si contratas la excursión aparte, puede resultarte verdaderamente costosa.