Un fin de semana en Formentera

¿Piensas realizar en el futuro una escapada de fin de semana a Formentera? Entonces no puedes perderte nuestros consejos. Descubre qué lugares deberías visitar obligatoriamente y qué actividades te esperan en la más pequeña de las Islas Baleares.

Guía de fin de semana en Formentera

Debido a su escaso territorio, alrededor de 83 km², Formentera es una isla que fácilmente puede recorrerse en un fin de semana. A continuación, te presentamos los principales sitios de interés del lugar.

1. Sant Francesc de Formentera, la capital de la isla

Este pueblo de casas blancas tiene un encanto difícil de explicar. Piérdete por sus callejuelas, descubre su mercadillo de segunda mano y aprovecha para degustar alguno de los platos típicos de la isla, como la frita de pulpo, la ensalada payesa o el bullit de peix (guiso de pescado con arroz).

A nivel cultural, destaca la Iglesia de San Francisco, ubicada en su plaza central, el cementerio restaurado por el arquitecto formenterano Marià Castelló y los molinos de Sa Mirada, en las afueras de la ciudad.

2. Ses Illetes

Esta playa es muy famosa y con motivo: ha sido elegida la mejor de Europa y la sexta mejor del mundo. De hecho, las praderas de posidonia de su fondo marino han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Su blanca y fina arena custodiada a ambos lados por un mar de penetrante color turquesa invita a disfrutar de un baño o de un momento de relax.

Te aconsejamos realizar una caminata hasta llegar al final de Ses Illetes, donde podrás contemplar el islote de S’Espalmador, que se encuentra a solo 100 metros de distancia de la playa. Una observación: no se recomienda cruzar a nado, ya que las corrientes suelen ser fuertes en la zona.

3. Cala Saona

Cuando hablamos de las Islas Baleares, no podemos dejar de mencionar sus playas. Cala Saona destaca por ser una de las más bonitas de Formentera, una pequeña cala rodeada de acantilados rojizos.

4. Faro de Cap de Barbaria

Si has visto la película Lucía y el sexo, te sonará este faro. Se encuentra ubicado en un acantilado a 100 metros sobre el nivel del mar. ¿Nuestra recomendación? Visita la Cova Foradada, la cueva que actúa de balcón sobre el mar, y luego contempla el atardecer desde el faro.

5. Es Caló de Sant Agustí

Este pequeño pueblo del norte de la isla es dueño de una de las mejores playas de Formentera. Encontrarás una cala al lado de otra, cada una dueña de una fina arena blanca y chiringuitos que te darán todo el confort necesario para relajarte frente a las cristalinas aguas del mar Mediterráneo.

Tras bañarte en sus aguas, si aún tienes ganas de conocer más lugares con encanto, puedes visitar una construcción fortificada de la época romana a las afueras del pueblo que te trasladará al pasado.

6. El mercadillo de el Pilar de la Mola

El Pilar de la Mola es, seguramente, el pueblo más tranquilo de la isla. Enclavado en la cima de la meseta de la Mola, está rodeado de viñedos que producen el vino típico de la zona.

¿Qué merece la pena visitar aquí? Su principal atractivo es su mercadillo artesanal que se celebra todos los miércoles y domingos de mayo a octubre (de 16 a 21 horas). Arte, joyería, alpargatas, cerámica, cestas y trabajos textiles te esperan para maravillarte con su calidad y diseño.

7. De fiesta en Es Pujols

Pubs y bares esperan para amenizar la noche de los turistas. La atmósfera de este pueblo suele ser siempre animada, incluso en sus tiendas y boutiques.

La discoteca Xueño es señalada como el mejor lugar para salir de fiesta. Así que si te apetece bailar, tomar unos tragos y disfrutar de la noche, ya sabes dónde ir.

Si estás planeando una escapada de fin de semana a Formentera, toma nota de nuestros consejos. Al tratarse de una isla pequeña, puede ser la oportunidad perfecta para hacer senderismo o montar en bicicleta para trasladarse entre los diferentes puntos de interés, ¿no te parece?