Visita el Parque Natural de Mondragón en Mallorca

• por Antonella Grandinetti

En el sudeste de Mallorca, se encuentra el Parque Natural de Mondragón, un paraje natural de increíble belleza que combina la montaña y el mar, el bosque y la playa.

¿Tienes pensado visitar la más grande de las Islas Baleares? Entonces, no puedes dejar de acercarte a este parque natural, sobre todo si viajas en familia.

¿Qué ver en el Parque Natural de Mondragón?

Hay muchísimo para ver y hacer en este parque natural. En sus más de 750 hectáreas, puedes descubrir la fauna y flora autóctona, bañarte en calas de ensueño, realizar senderismo y ¡mucho más!

Avistamiento de aves

¿Sabías que el Parque Natural de Mondragón está declarado como Zona de Especial Protección para las Aves? Si avistar aves es un pasatiempo para ti, disfrutarás como un niño en este territorio.

Podrás descubrir miles de aves migratorias de 70 especies diferentes que llegan al parque para desovar. ¡Lleva tu móvil cargado para tomar decenas de fotografías!

Senderismo en familia

Si viajas con tus hijos, no te preocupes, pues los itinerarios del parque son aptos para todos los niveles de senderistas y ciclistas. De hecho, se recomiendan para hacer en familia.

La primera ruta atraviesa en subida el sabinar hasta Caló des Borgit, desde donde hay unas impresionantes vistas de los acantilados. La segunda propuesta también es un recorrido en ascenso (de menos de 600 metros) hasta el mirador de Ses Fonts de n’Alís.

Los amantes de la historia seguramente disfrutarán de la tercera ruta, ya que permite conocer diversos restos arqueológicos, como los de un antiguo silo, así como el Caló d’en Perdiu.

Finalmente, puedes comenzar el recorrido en la playa de S’Amarador hasta la barraca de Can Biga, donde los niños se asombrarán con un criadero de tortugas.

Las playas del Parque Natural de Mondragón

Cala Mondragó es la más accesible del parque al encontrarse muy cerca del centro de información. Esto hace que, en temporada alta, esté bastante concurrida.

Esta bonita playa de arena fina y blanca que contrasta con las cristalinas aguas turquesas del mar cuenta con el distintivo Bandera Azul de la Unión Europa. Además, alberga chiringuitos, una enorme zona de recreo, tumbonas, duchas y una zona de pícnic.

Muy cerca se encuentra la playa de S’Amarador, una cala casi virgen que te enamorará a simple vista. ¿Lo mejor? Puedes llegar dando un paseo desde Cala Mondragó.

Si deseas algo más de tranquilidad, puedes ir a Caló des Borgit, una playa pequeña con un acceso algo complicado que la convierte en un refugio para quienes huyen del gentío.

Flora y fauna

Además de avistar aves, puedes aprovechar tu visita para descubrir más fauna local. Entre los mamíferos, tendrás la oportunidad de ver en vivo y en directo comadrejas, martas, ginetas, conejos, lirones o murciélagos rabudos (por la noche).

Respecto a la flora, el parque engloba diferentes hábitats. La región ecológica que predomina es la garriga, compuesta por arbustos como el romero y la lavanda.

También es posible encontrar zonas de humedales con juncos; encinares; vegetación dunar, como el cardo marino; y campos de cultivos creados por el hombre.

¿Una recomendación? Presta especial atención durante tu recorrido, ya que a lo largo de todo el parque crecen orquídeas salvajes.

Disfruta de tus vacaciones en Mallorca al aire libre. El Parque Natural de Mondragón te espera para que vivas una aventura inolvidable.