¿Conoces los postres marroquíes más típicos?

• por Antonella Grandinetti

Muchos viajeros sostienen que probar los platos típicos del lugar que visitan les permite conocer un poco mejor la cultura local. Por ello, te presentaremos los postres marroquíes más típicos que no debes dejar de degustar en tu visita al país.

La repostería marroquí utiliza ingredientes como la harina, la sémola, las almendras y la miel para preparar sus dulces, entre los que destacan la baklava o los cuernos de gacela. No obstante, ¡hay muchísimas más opciones que deberías conocer!

10 postres marroquíes que merece la pena probar

Marruecos es un destino fabuloso para los amantes de la repostería, ya que se compone de dulces realmente deliciosos. ¡Conócelos!

Baklava

El primer puesto de este listado tenía que ser para el baklava, uno de los postres marroquíes más famosos. Se elabora con masa filo, mantequilla, canela en polvo, nueces, azúcar y tahini. Tras la cocción, se baña en miel para obtener un manjar realmente dulce.

Beghrir, entre los mejores postres marroquíes

En el Magreb, se prepara este crepe esponjoso que habitualmente se sirve con mantequilla. También se puede acompañar con aceite de oliva, miel o pasta de almendras.

Cuernos de gacela

Este dulce sorprende por su relleno preparado a base de azúcar, canela, huevos, zumo de naranja, corteza de naranja, agua de azahar y almendras molidas. El resultado es una especie de empanadilla que no deja indiferente a nadie.

Seffa

En Marruecos, se sirve comúnmente en ceremonias matrimoniales y reuniones familiares. Lo mejor es que es muy sencillo de elaborar. Tan solo se necesitan cuscús, mantequilla, almendras y canela.

Sfenj

Este postre suele venderse en puestos callejeros y se asemeja a un dónut en su forma. No obstante, en lugar de estar glaseado, se sirve con azúcar espolvoreado o miel.

Briwats

Estos triángulos de masa brick son muy fáciles de elaborar y, además, es posible que en tu viaje a Marruecos los pruebes con rellenos salados. Ahora bien, como dulce suele rellenarse con almendras crudas, mantequilla, canela y azúcar. ¡Una delicia!

Makrud

Otro de los postres típicos de Marruecos es el Makrud, que sorprende con su forma de diamante. Si bien su origen es argelino, es bastante habitual en Uchda y Tetuán.

La masa de sémola de trigo se rellena con higos, almendras o dátiles y se fríe para luego ser bañada en jarabe de miel y agua de azahar.

Beshkito

Esta sencilla galleta se hace con harina, levadura, huevos, aceite de oliva y azúcar. También puede encontrarse aromatizada (con limón, anís o vainilla) y rellena de mermelada. Habitualmente, se sirve acompañando el té.

Shebbakiyya

Es un postre realizado con tiras de pasta, semillas de anís, almendras, canela, azafrán y sésamo, entre otros ingredientes. Para darle un toque más dulce, se reboza en miel.

Feqqas

Este dulce crujiente es de origen sefardí. Preparado con harina, azúcar, levadura y huevos, puede consumirse solo o con almendras o pasas incorporadas. ¿El mejor acompañamiento? Un té de menta.

¿Has tomado nota? En tu futuro viaje a Marruecos, no dudes en degustar cualquiera de estos sabrosos dulces. ¡No te arrepentirás!